Skip to main content

Twike 5, el coche eléctrico de tres ruedas, sin volante, que también funciona a pedales

Twike 5

24/03/2019 - 08:15

El nuevo paradigma de los coches eléctricos abre las puertas a diseños totalmente novedosos, que diluyen las barreras entre el coche, la moto... e incluso la bicicleta. Es el caso del Twike 5, un coche eléctrico de tres ruedas, sin volante y que también funciona a pedales.

Debe quedar claro que, ante todo, Twike 5 es un coche eléctrico. Es capaz de circular a 190 Km/h con una autonomía de 500 Km. Así que no estamos hablando de un ciclomotor con un chasis de coche... Pero si es cierto que Twike 5 tiene una serie de peculiariades que lo hacen único.

Por ejemplo, se trata de un vehículo biplaza que solo tiene tres ruedas. Y pese a no ser autónomo... No tiene volante. ¿Cómo se conduce entonces el Twike 5? Pues con un juego de dos palancas que, según el fabricante, es más preciso y menos cansado de usar que el propio volante:

Twike 5

La ausencia de volante en el Twike 5 puede que sea una excentricidad, pero no es un capricho. Tiene una excusa. El Twike 5 permite tanto al acompañante como al conductor pedalear mientras se conduce, o cuando estás parado en un atasco. Sería imposible pedalear con un volante porque las rodillas chocarían con él, por eso no existe.

 Al dar pedales no solo hacemos ejercicio, sino que también recargamos la batería. Twike no ha ofrecido datos sobre cuántos pedaleos hacen falta para cargar la batería, pero sería interesante conocer este dato, ante la perspectiva de viajar sin pagar ni combustible ni electricidad...

Es un vehículo bastante ligero (495 Kg), así que no hace falta demasiada energía para moverlo. O al menos no tanta como en un coche convencional.

La batería es otra de las peculiaridades del Twike 5, ya que se va a vender con 1, 2 o 3 baterías, con estos datos de autonomía y velocidad máxima:

  • 1 batería: 10 kWh, 75-185 Km, 120 Km/h
  • 2 baterías: 21 kWh, 150-370 Km, 170 Km/h
  • 3 baterías: 31,5 kWh, 225-500 Km, 190 Km/h

El precio del Twike 5 variará entre los 30.000 y los 50.000 euros, según el número de baterías. No es, ni mucho menos, barato, pero también hay que reconocer que un coche eléctrico sin volante, con tres ruedas y que funciona a pedales, es algo único...