Skip to main content

Uber vuelve a probar sus coches autónomos, pero con mayores medidas de seguridad

Volvo XC90 Uber

25/07/2018 - 14:52

Cinco meses después del fatídico accidente de Uber en Arizona en el que fallecía un peatón, los coches autónomos de Uber vuelven a las calles para retomar las pruebas de sus sistemas conducción autónoma.

El accidente del coche autónomo de Uber supuso un duro mazazo para la compañía, que suspendió de forma inmediata todo su programa de pruebas de conducción autónoma. Esta suspensión supuso el despido de más de 400 conductores de seguridad de estos vehículos.

En una nota hecha pública por Eric Meyhofer, director del Grupo de Tecnologías Avanzadas de Uber, explica que, tras una revisión exhaustiva de las condiciones de seguridad del programa de conducción autónoma, Uber volverá a introducir sus vehículos de prueba en las calles en Pittsburgh añadiendo nuevas medidas de seguridad para evitar que se repitan accidentes como el que costó la vida a un peatón en Tempe.

que es coche autonomo

Una de las principales medidas de seguridad que Uber aplicará en su vuelta a las calles es que, por el momento, esos coches estarán conducidos en todo momento por un conductor. Una curiosa medida de seguridad teniendo en cuenta que se trata de probar el funcionamiento de un sistema de conducción que prescinde del conductor. Además, se incorpora un segundo técnico a bordo que se encargaría de documentar los eventos que sucedan en torno al vehículo durante la misión. Antes esta tarea también debía llevarla a cabo el conductor, aumentando así el riesgo de accidentes.

Según Meyhofer, conducir los coches de forma manual permitirá recopilar datos de tráfico y mapas para actualizar los sistemas de navegación y permitirán a los técnicos realizar simulaciones en entornos seguros. Para estos puestos de conductor se tendrá en consideración a los conductores que fueron despedidos tras el accidente de hace unos meses.

Estos nuevos conductores recibirán un entrenamiento intensivo para mejorar la seguridad durante la conducción y evitar las distracciones que ocasionaron el accidente de Arizona.

En un futuro próximo, todos los vehículos Volvo que se utilizan en estas pruebas incorporarán un sistema de monitorización que se activará y alertará a un puesto de control central si el conductor aparta la vista de la carretera. De esa forma se evitan conductas imprudentes como mirar el smartphone mientras se conduce.

El coche autónomo de Uber no frenó al atropellar a un peatón

Las investigaciones posteriores al accidente del coche autónomo de Uber revelaron que se habían desconectado los sistemas de prevención de colisiones. Tal y como indica Eric Meyhofer, Uber está investigando la forma de mantener activados todos estos sistemas de seguridad a bordo para que funcionen de forma conjunta con los de conducción autónoma.

"La tecnología de conducción autónoma tiene el potencial de cambiar la forma en que nos movemos, reinventar cómo diseñamos las ciudades y salvar vidas", escribió Meyhofer. "Reconocemos nuestra responsabilidad de contribuir a este futuro, y el papel esencial que desempeña la seguridad a medida que avanzamos".

Tags:

#Destacado

Leer también:

Ver ahora: