Skip to main content

Varios coches de Honda pueden ser hackeados a distancia y esto supone un grave problema de seguridad

honda

Depositphotos

01/08/2022 - 10:06

El último problema de la automoción tiene como protagonista a Honda y a varios de sus vehículos, haciendo que puedan ser hackeados a distancia.

La tecnología no está exenta de presentar problemas y, de hecho, por muchos avances que se hagan lo cierto es que cada cierto tiempo salen a la luz problemas de seguridad o privacidad. Lo último que se acaba descubrir es un problema que presentan una gran cantidad de coches de Honda y que supone un riesgo para la seguridad de los usuarios.

Este problema tiene una gravedad bastante importante a nivel general, aunque los datos que se han recogido se centran en el mercado de Estados Unidos. Y, es que, para poner un poco de contexto, en este país el número de robos de vehículos alcanza la cifra de 721.885 en 2019, aunque ascendería hasta en un 11,8% en 2020.

Teniendo en cuenta que la cifra está cerca del millón, el dato interesante se encuentra en los vehículos que se posicionan en el top de más robados. Siendo tres modelos de Honda los que ocupan los diez primeros huecos de un top bastante controvertido. Exactamente son el Honda Civic, Honda Accord y Honda CR-V.

VIDEO

[CH] Honda Shogo, el coche eléctrico para niños hospitalizados

Al ver que los coches de Honda se posicionan en este top las investigaciones han empezado para conseguir averiguar el motivo de esta situación. Por suerte estas investigaciones han dado fruto y se ha encontrado el problema que acecha a muchos modelos de vehículos de Honda, permitiendo que sean sustraídos con mucha facilidad.

Han sido unos investigadores los que han encontrado una vulnerabilidad en la seguridad de la apertura de puertas de los coches de Honda. La forma en la que funciona es bastante sencilla desde un punto de vista técnico y, es que, se basa en la utilización de códigos de apertura de puertas de forma remota.

En los últimos años se ha hecho la transición completa a la apertura de puertas a distancia y mediante mandos de los propios vehículos. Para la apertura de os vehículos lo que se hace es lanzar un código variable que el vehículo reconoce y, por lo tanto, la puerta se abre. Los atacantes emplean una radio para interceptar estos códigos.

Tras interceptar estos códigos lo que hace es empezar a replicar el mismo formato hasta dar con uno que funcione y, lógicamente, haciendo que el coche pueda abrirse. ¿La solución es utilizar códigos únicos en todo momento? No, pues estos códigos también pueden ser forzados para conseguir acceder al vehículo.

El nombre de la vulnerabilidad se llama Rolling Pwn y, por desgracia, es la culpable de que muchos coches de Honda no sigan junto con sus propietarios. Honda tiene conocimiento de este problema, aunque su respuesta no ha sido muy positiva a nivel general y, por el momento, no está trabajando en una solución.

Etiquetas:

Motor, Seguridad

Y además