Skip to main content

Esta es la verdadera función de los asideros del techo de tu coche

Asidero coche

Getty Images

18/02/2021 - 22:15

Si piensas que el asidero del techo de tu coche solo sirve para que los pasajeros se agarren en las curvas, te equivocas. En realidad tienen otra función y te vamos a contar cuál es.

Tradicionalmente, los asideros del techo de los coches los utilizan los pasajeros del vehículo principalmente para sujetarse en las curvas, o bien para sentirse más seguros cuando el conductor va muy deprisa. 

Otro uso que se les da de forma habitual es como soporte para colgar trajes, chaquetas, camisas o cualquier otra prenda colocada en una percha. De hecho, en muchos de ellos encontramos accesorios con forma de gancho que facilitan la colocación de la percha.

Pero, ¿cuál es la verdadera función de este elemento tan habitual en el interior de los coches? Aunque sus usos más comunes hayan terminado siendo otros, lo cierto es que su función principal es distinta. 

Una prueba de ello es que algunos coches incluyen este asidero en el lado del conductor. Si se utiliza para sujetarse en las curvas o para colgar cosas, ¿qué sentido tiene ponerlo junto a la persona que maneja el vehículo? El conductor no puede soltar el volante para agarrarse, y tampoco puede llevar prendas colgadas en su ventanilla, ya que limitan su visibilidad. 

Por otra parte, tal como explican en Technology.org, utilizar los asideros puede ocasionar lesiones en caso de accidente. Si el coche vuelva, los costados del vehículo se pueden abollar y aplastar los dedos agarrados a estos asideros. Además, los coches equipados con airbags de impacto lateral pueden romper la mano de un pasajero que lo esté utilizando, y para evitar esto hay vehículos, especialmente los deportivos, que no incluyen este elemento.

Entonces, ¿para qué sirven los asideros del techo del coche en realidad? La función principal de este elemento es la de facilitar la entrada y salida del vehículo, tanto de los pasajeros como del conductor. Agarrando el asidero salimos del coche con mayor comodidad, especialmente en los que son de perfil bajo o en los modelos de tres puertas, en los que para acceder a las plazas traseras hay que retirar los asientos delanteros.

Y además