Skip to main content

Cómo convertir un Volkswagen Escarabajo en dos originales minimotos

Volkspod

Bren Walter

23/11/2019 - 08:05

El Volkswagen Escarabajo es uno de los coches más populares de la historia. Comenzó a venderse en 1938 y durante casi 80 años ha circulado por las carreteras de todo el mundo hasta que justo este año, en 2019, la marca alemana ha anunciado su jubilación. Brent Walter, un ingeniero aficionado a la personalización de vehículos, ha querido rendirle un original homenaje convirtiendo los guardabarros del Volskwagen Escarabajo en... dos adorables minimotos que parecen sacadas de un episodio de Bob Esponja.

Brent Walter se gana la vida gestionando el desarrollo de instrumentos médicos, pero en sus ratos libres le gusta personalizar vehículos y construir motos desde cero. Durante una de sus personalizaciones de un Escarabajo, se dió cuenta de que es muy fácil y barato encontrar piezas para este vehículo, ya que es muy popular y aún quedan muchos en los garajes de todo el mundo.

Así que compró un par de guardabarros de un Escarabajo viejo, los pintó con dos de los colores icónicos del popular coche... y decidió convertirlos en sendas minimotos.

Volkspod

Bren Walter

El chasis lo construyó él mismo con tubos de acero. Utilizó dos motores Volkswagen de 79 y 212cc, respectivamente. No son muy potentes, pero es que estamos hablando de una moto que cabe en la rueda de un coche...

Para el manillar utilizó dos respuestos de bicicleta retro, y los faros también provienen de viejas motos. El asiento es un sillín convencional de motocicleta. Así fue como nació la minimoto que ha bautizado con el nombre de Volkspod.

Aunque apenas se alzan 40 centímetros por encima del suelo, estas Volkspod pueden transportar sin ningún problema a una persona. Puedes verlo en este vídeo:

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Cold day for a ride. #volkspod

A post shared by Brent Walter (@walter_werks) on

Si tienes curiosidad por saber cómo Brent Walters construyó estas originales minimotos desde cero, echa un vistazo a su cuenta de Instagram, en donde explica todo el proceso con docenas de fotos.

Si te animas a ponerlo en práctica, para comenzar solo necesitas dos guardabarros de Volkswagen Escarabajo, que no son demasiado difíciles de conseguir.