Las actualizaciones automáticas... ¿A favor o en contra?

actualizaciones automaticas

En nuestro debate hemos querido centrarnos esta semana en las actualizaciones automáticas, tan de moda últimamente. Han sido muy bien recibidas por buena parte de los usuarios tanto de móvil como de ordenador portátil o sobremesa, aunque aún hay quien desconfía o le parecen molestas e intrusivas.

Aquí tienes la opinión de algunos de nuestros redactores, pero nos interesa, como siempre, la tuya. Los mejores comentarios, tanto aquí como en nuestras redes sociales, serán publicados en el próximo número de nuestras revistas.

Carlos Gombau

Actualizaciones automáticas, NO. Esta claro que en los tiempos que corren no queda otra que pasar por el aro de las actualizaciones de software a diario. Primero, por temas de seguridad: día sí, día también, se encuentran vulnerabilidades que hay que corregir antes de que a cualquier desalmado se le ocurra explotarlas en beneficio propio o con el único afán de destruir.

Por otro lado, siempre aparecen nuevas funcionalidades en pro de mejorar la experiencia de usuario y si no las tienes implementadas en tu terminal serás el raro del grupo. Ahora bien, una cosa es que los desarrolladores ofrezcan updates a tutiplén todos los días, y otra que jueguen con mi tiempo.

Y es que, cuántas veces me habré visto sorprendido por actualizaciones que, por lanzarse a la carrera, o bien no terminan de solventar el desaguisado en cuestión o lo que es peor, eliminan funcionalidades. Y cuando no, incluso ralentizan hasta niveles externos el equipo por no haberse optimizado de forma correcta. Por no hablar de los "Patch Tuesday" o segundo martes de cada mes, día en el que Microsoft decide liberar sus boletines de actualizaciones.

Ese día, mejor irse a tomar un café y darle su tiempo al equipo y, ante todo, ser precavido y no dejarlo para última hora si no se quiere alargar la hora de salida. En definitiva, sí soy partidario de las actualizaciones, pero soy de los que prefieren tenerlas controladas y decidir si se instalan y cuando. ¿Pongo el riesgo mis sistemas? Quizá, pero todo tiene sus pros y sus contras.

ivan muñoz

Reconozco que en ocasiones son un poco molestas y que siempre suelen coincidir con el momento en el que más prisa tienes, pero creo que son necesarias. Las actualizaciones aportan mejoras y nuevas funcionalidades al sistema operativo y los programas instalados, además de tapar agujeros de seguridad y posibles vulnerabilidades.

Personalmente, prefiero malgastar un rato de mi tiempo instalando actualizaciones, que luego llevarme las manos a la cabeza porque mi sistema ha sido vulnerado por un problema de seguridad que una actualización ya había solventado.

Alberto Martín

He de reconocer que lo de las actualizaciones automáticas me ahorra muchísimo tiempo, pero según de qué sistema operativo estemos hablando. En Android o iOS, por ejemplo, es un quebradero de cabeza menos, que ya hay quien estaba hasta las narices de tener que aprobar 23 actualizaciones de apps cada día de forma manual.

Eso sí, en sistemas operativos no móviles, sobre todo en Windows, me gusta saber qué narices se está instalando en mi ordenador, entre otras cosas por no tener que descargar 2 GB de actualizaciones completamente innecesarias. Lo mismo sucede con Mac OS X, aunque es verdad que tienen algo mejor resuelto el tema de las actualizaciones de software que sus rivales de Microsoft.

Además, estos paquetes tienen la santa manía de ponerse a descargar justo cuando necesitas todo el ancho de banda de tu conexión para otra cosa.

Fuencisla Mira

La utilidad de las actualizaciones es, sobre todo, la de subsanar las carencias o los fallos que se van contemplando en los diferentes programas. Es una manera muy cómoda de mantener el software actualizado.

Sin embargo, prefiero poder determinar y configurar el momento en que se llevarán a cabo, y poder decidir que actualizaciones necesito en cada momento.

Susana Herreros

Prefiero poder actualizar cuando a mí me venga mejor. Yo personalmente, actualizo cuando dispongo de conexión WiFi, así no tengo que "tirar" de mi tarifa de datos. Opino que es mucho mejor que te informen de que esa actualización está disponible, pero que tengas la opción de poder descargarla cuando tú decidas.

Mila Lavín

Puede ser un arma de doble filo. Está claro que si no eres un experto en sistemas o que si eres de esas personas que se fían de la opción "automática", que casi todos los servicios y sistemas operativos incluyen entre sus características, la opción de actualizar automáticamente es perfecta para ti.

Pero si, por el contrario, necesitas manejar tú mismo todas las opciones de tus dispositivos y no dejar casi nada en manos del fabricante o del desarrollador del sistema, entonces no serás partidario de las actualizaciones automáticas.

Lo que tengo claro es que, ya sea con actualización automática o sin ella, hay opciones que siempre se escaparán de mi control y que probablemente estén en manos del desarrollador o fabricante. ¿Bueno o malo? He aquí la cuestión...