Apple prepara un sistema de pago por iPhone, puede que NFC

iphone pago online

Parece que Apple planea ponerse las pilas con el sistema de pago del iPhone, y según hemos sabido planea convertirlo en una cartera móvil a través de una colaboración con algunos de los gigantes de los métodos de mago, bancos y fabricantes. El acuerdo incluiría Visa, MasterCard y American Express, y se haría público el 9 de septiembre, junto con los nuevos iPhone. Esto podría ayudar a dar a Apple un empujón en seguridad, que hasta ahora había sido su punto fuerte y que hoy se ha visto comprometido por el hackeo de iCloud. 

Los nuevos iPhone harán el sistema de pago más sencillo especialmente si al final terminan incorporando la tecnología de campo cercano o NFC. Este chip, junto al sensor de huellas dactilares Touch ID podría hacer que los usuarios finalemente depositaran su confianza financiera en un método de desembolso que parece mucho más sencillo y seguro que cualquier otro que se nos ocurra, salvo el efectivo. 

Te presentamos lo que podría ser el primer vídeo del iPhone 6

Mientras que otras compañías como Google ya habían invertido en crear formas de que los teléfonos puedan hacer pagos en tiendas físicas, eran las tiendas las que tardaban en hacerse con la tecnología. Esto podría cambiar con la incorporación de Apple al mercado de pagos, ya que se trata de una de las plataformas que más confianza inspira en el aspecto económico. 

La verdad es que por mucho que JK Shin se esfuerce, y por mucho que el Knox de Samsung proporcione una seguridad mucho más importante y fiable que cualquier lector de huellas (la autentificación en dos pasos debería ser, a estas alturas, obligatoria en cualquier servicio de pago), lo cierto es que el mercado de los smartphones nunca ha destacado especialmente por su inteligencia. 

Aun así, la incorporación de Apple al pago físico podría ser lo que los usuarios de Android han estado esperando, la oportunidad para que los pagos por NFC se hagan por fin una realidad. Para esto sólo hay que esperar a que las tiendas vayan cambiando gradualmente sus datáfonos por otros con tecnología contactless, que permita a nuestros teléfonos actuar también como tarjetas de crédito.