Apple rechaza las acusaciones de espionaje en China

Apple rechaza las acusaciones de espionaje por parte de China.

Apple ha sido acusada de espiar a ciudadanos chinos en su país natal. No es nada nuevo. Ni siquiera, algo personal.

Los medios públicos del gigante asiático acusan reiteradamente a Apple, Facebook, Google y Microsoft de colaborar con el gobierno norteamericano para espiar a China.

Hace un par de días, un reportaje de la televisión estatal acusaba al iPhone de ser una amenaza para la seguridad nacional.

Según Ma Ding, uno de los máximos expertos en seguridad del país, la función de localización del iPhone puede recopilar datos y poner en riesgo secretos de estado, así que califica el smartphone de "riesgo para la seguridad nacional".

Hoy mismo, Apple ha publicado un comunicado en su web oficial china, que nos llega vía LiveMint, en donde rechaza que el iPhone sirva para espiar. Argumenta que las funciones de localización y otras recolecciones de datos son un servicio al usuario, y que esta información se almacena en el smartphone, y no sale de allí.

"Nunca hemos trabajado para ninguna agencia gubernamental de ningún país ni hemos creado ninguna puerta trasera en ninguno de nuestros productos o servicios", proclama el comunicado con contundencia.

Las relaciones comerciales entre Estados Unidos y China se han enfriado tras los documentos filtrados de Edward Snowden, en donde se muestra cómo la NSA (la agencia de espionaje americana) llevaba años espiando a empresas chinas, como Huawei.

Sigue todas las noticias sobre Edward Snowden y el espionaje de la NSA

Sin embargo, también se ha demostrado en otras ocasiones cómo empresas y el propio gobierno chino espían objetivos americanos.

La compañía Norse mantiene un mapa de ataques hackers en tiempo real, en donde se puede ver como, casi cada minuto, se realiza un ataque hacker desde China a Estados Unidos, o viceversa.

Una guerra online no declarada que mezcla intereses políticos, económicos, tecnológicos, y comerciales.