Asesino descubierto por cargar el móvil durante el crimen

Asesino descubierto por cargar el móvil durante el crimen

Si hace días nos sorprendíamos con la noticia de que un ladrón fue atrapado por entrar en el Facebook desde el domicilio en el que estaba "trabajando" hoy conocemos otra noticia relacionada con actos delictivos y las nuevas tecnologías.

En realidad el suceso ya tiene un tiempo, pero ha sido hoy cuando ha llegado a nuestros oídos gracias al blog de seguridad informática Un informático en el lado del mal.

Los hechos se remontan a abril de 2012, fecha en la que Gerard Baden-Clay asesinó a su mujer una noche y se deshizo del cuerpo llevándolo en el coche a un lugar diferente.

Tras el suceso, todas las circunstancias del asesinato parecían apuntar la responsabilidad del mismo a Baden-Caly, pero las pruebas no eran concluyentes.

Además, la coartada del sospechoso era tan simple como efectiva: "Eran horas de dormir y yo estaba durmiendo en casa en mi cama".

Sin embargo, y tras conocer la sentencia de reciente publicación, ahora ha sido posible descubrir el asesinato gracias a la carga del móvil del sospechoso.

Los registros muestran que el teléfono de Gerard Baden-Clay estaba enchufado a la corriente eléctrica cinco horas antes de que él informara de la desaparición de su esposa.

Él sospechoso siempre ha mantenido que se fue a la cama, tras comenzar a sentirse mal, a las 22 h del 19 de abril de 2012; y se despertó pasadas las 6 de la mañana del 20 de abril.

Pero sus registros telefónicos muestran que su teléfono móvil se puso a cargar a la 1.48 del 20 de abril y se retiró a las 6.18. Esto demuestra que, pese a decir en repetidas ocasiones a la policía que tenía el sueño pesado y no estar seguro de si su esposa dormía en la cama junto a él, Gerard Baden-Clay estaba despierto en el momento del asesinato.

Cada actividad realizada con un smartphone deja un rastro, que puede ser analizado con posterioridad, como es el caso de la información de carga del teléfono que ha servido para condenar por asesinato a Gerard Baden-Clay