Una cámara graba la explosión de un Xiaomi Mi4i

Una cámara graba la explosión de un Xiaomi Mi4i

En el pasado hemos sido testigos de cómo en algún momento dado un terminal de cualquier marca puede llegar a explotar por extraños motivos, sea mientras se carga su batería o mientras lo estamos utilizando. Ha ocurrido tanto con iPhone, como con Samsung Galaxy entre otros, y parece no haber ningún patrón entre estos sucesos.

Se trata de incidentes serios que pueden llegar a causar graves lesiones, e incluso la muerte por la propia explosión del dispositivo dependiendo de dónde estuviese en el momento del incidente. Así ocurrió con el caso de un joven chino que llevaba su teléfono en el bolsillo de la chaqueta, cerca del pecho, cuya explosión provocó una fractura de sus costillas que le perforaron el corazón.

En esta ocasión el accidente más reciente de este tipo ha tenido lugar en unas oficinas donde trabaja Ajay Raj Negi, quien compartió lo ocurrido a través de Facebook. En el vídeo de seguridad se puede ver cómo su Xiaomi Mi4i de repente empieza a calentarse tanto que tiene que soltarlo rápidamente.

Tras hacerlo, la batería del propio teléfono, el cual al parecer estaba cargándose mientras lo utilizaba, empezó a arder y acabó explotando mientras los trabajadores cercanos se alejaban. Con ver el vídeo es evidente lo que habría ocurrido si no llega a soltar el teléfono en el momento adecuado.

Le explota iPhone 6 en el bolsillo provocándole quemaduras

Por ahora Negi, quien ha estado utilizando su teléfono sin ningún problema desde mayo, ha pedido explicaciones a Xiaomi acerca del motivo de esta explosión. En ocasiones este tipo de accidentes pueden ocurrir cuando se utiliza un cargador diferente al proporcionado por la marca, o una batería no autorizada.

Sin embargo, dado que en el Xiaomi Mi4i la batería no es intercambiable, la única posibilidad sería que esta tuviese algún fallo de fábrica. Por ahora, Xiaomi asegura que se toman estos accidentes muy en serio y que investigarán el asunto, habiendo solicitado ya disponer del teléfono accidentado, pero ofreciendo al mismo tiempo un reemplazo gratuito.