El carbono es el material del futuro para los smartphones

El carbono es el material del futuro para los smartphones

Los usuarios de smartphones cada vez exigen mayores mejoras en sus terminales. La tendencia en la actualidad es contar con pantallas grandes, diseños atractivos, así como terminales finos y poco pesados. Para cumplir este último requisito, las grandes empresas se las ven y desean para mejorar en sus nuevos modelos.

Muchas han sido las investigaciones que han determinado que materiales como el galio, indio o arsénico son los más indicados para fabricar dispositivos de última gama con peso reducido, aunque el alto precio es un gran inconveniente para la rentabilidad del producto final.

Desde luego que en relación a pantallas finas, parece que la materia está bastante avanzada, prueba de ello es la pantalla HD de tan solo 2,2 milímetros presentada por LG recientemente.

En esta ocasión un estudio realizado por Jakob Wagner y algunos de sus colegas de la Universidad Técnica de Dinamarca, parecen haber dado con la tecla, el carbono. Estos chicos han encontrado  la forma de construir nanotubos de carbono que pueden funcionar como semiconductor, componente importante en los circuitos electrónicos de Smartphones y ordenadores portátiles.

Según palabras de Wagner, "lo interesante es que somos capaces de controlar la producción de nanotubos, ya sean metálicos o semiconductores. Esto es importante porque si quieres utilizarlo en teléfonos móviles, nos tenemos que asegurar si son de un tipo o de otro. La cuestión es poder utilizar nanotubos de carbón semiconductores como sustituto del galio".

El trabajo de Wagner fue publicado a principios de mes, y el próximo paso será poder producir grandes cantidades de nanotubos de carbón semiconductores que sea capaces de poder ser montados en dispositivos electrónicos.

De cualquier forma, los investigadores han dejado claro que esta tecnología tendrá una aplicación a largo plazo, es decir, no se espera que se incorporen a dispositivos electrónicos hasta dentro de unos 9 o 10 años, o quizá menos si alguna gran inversión se realiza en torno a este componente.

En cualquier caso, algunas de las filtraciones en torno al futuro Samsung Galaxy S5 ya hablan de que incorporará algunos componentes de fibra de carbono.