El chip A8 del iPhone 6 podría tener dos núcleos, a 2 GHz

El procesador A8 del iPhone 6 podría usar sólo dos núcleos, a 2 GHz. Apple no daría el salto a los cuatro núcleos.

No es sencillo discernir si la cantidad de núcleos de un procesador es una cuestión de rendimiento, o de marketing.

Un núcleo, en palabras sencillas, es una especie de mini-CPU virtual dentro de la propia CPU. Un procesador con dos núcleos, a efectos teóricos, es como si tuviese dos CPUs corriendo en paralelo en su interior, aunque el rendimiento es inferior al de dos CPUs reales.

La tendencia actual, es los smartphones de gama media y alta, es usar procesadores con cuatro, e incluso ocho núcleos. Todos los móviles Android punteros, desde el Samsung Galaxy S5 al Sony Xperia Z2 o el LG G3, usan como mínimo cuatro núcleos. Incluso smartphones de gama media/baja como el Moto G incorporan cuatro núcleos, aunque a menor velocidad.

El chip A7 de Apple, utilizado en el iPhone 5S, dispone de tan sólo dos núcleos funcionando a 1.3 o 1.4 GHz, pero con registros de 64 bits, y la ayuda del coprocesador M7.

El nuevo iPhone 6 estrenará también un nuevo procesador, el A8, que al parecer seguirá siendo fabricado por Samsung. Todo el mundo daba por hecho que, dada la tendencia actual, el A8 incorporase cuatro núcleos.

Pero Apple no es una compañía acostumbrada a seguir las tendencias de los demás. Según la web china CnBeta, vía Ubergizmo, el procesador A8 del iPhone 6 utilizará tan sólo dos núcleos a 2 GHz, aunque esta velocidad podría aumentar en las especificaciones finales.

Sigue todas las noticias relacionadas con el iPhone 6

¿Significa esto que el chip A8 será menos potente que los procesadores de Qualcomm o Samsung incluidos en otros smartphones? No necesariamente.

Disponer de más núcleos ofrece más potencia bruta aprovechable por ciertos programas, pero no por todos. Por ejemplo, apps que sólo ejecuten tareas de forma lineal, no se benefician de la presencia de más núcleos.

Además el rendimiento no lo marca sólo la CPU, sino también la GPU (el chip que genera los gráficos), la velocidad y rendimiento de la memoria, la programación, etc.

Aunque es cierto que más núcleos benefician a la multitarea, también provocan más consumo de batería, y más calentamiento. Y añaden dificultad a la programación, especialmente en el entorno Android, en donde hay que programar para CPUs con distinto número de núcleos.

Optar por los dos núcleos implicaría que Apple apostaría por un procesador que rinda al máximo con todo tipo de apps, y que mantenga a raya el consumo de batería y el calentamiento, dejando en un segundo plano la multitarea.

La potencia extra la podría extraer de otras áreas mencionadas como la GPU, memoria, coprocesador de apoyo, registros de 64 bits, etc.

En todo caso, no hay que olvidar que esta información es sólo un rumor sin confirmar. Apple aún no ha revelado las especificaciones del chip A8 que usará en el iPhone 6. Antes de que acabe el verano saldremos de dudas.