Comet, el primer teléfono móvil que flota en el agua

Comet, el primer teléfono móvil que flota en el agua

Una startup con sede en California, EE.UU., ha desarrollado un smartphone de lo más curioso. Se llama Comet, y es un teléfono móvil que no solamente resistente al agua, sino que además también tiene la capacidad de flotar en caso de que se sumerja en el líquido.

Según explican los desarrolladores de este original dispositivo, más de 82 millones de terminales móviles han dejado de funcionar debido a que se han caído al agua en baños, piscinas o playas.

Teniendo estos datos en cuenta, se propusieron diseñar un smartphone que, además de sobrevivir a los chapuzones gracias a su resistencia al agua, también permitiese a su propietario encontrarlo en caso de que se caiga en el mar, en el río o en otro tipo de lugar profundo. Por ello, cuenta con una certificación IPx7 de protección contra el agua y materiales que le permiten flotar.

Este terminal monta un procesador Snapdragon 810 de ocho núcleos y 2 GHZ, 4 GB de memoria RAM y 32 ó 64 GB de almacenamiento dependiendo del modelo. La pantalla es de 4,7 pulgadas AMOLED HD, integra una cámara dual de 16 megapíxeles y la batería es de 2.800 mAh. 

Además, proporciona un sistema de cifrado Q-lock para proteger los datos del teléfono y con un peso de sólo 120 gramos destaca por ser muy ligero. Su sistema operativo es Android 5.1.1. Lollipop. 

Un móvil resistente al agua con batería que dura 90 días

Los desarrolladores del primer teléfono móvil que flota en el agua han lanzado una campaña en Indiegogo para buscar financiación. Se puede comprar el modelo de 32 GB desde 249 dólares para los más madrugadores, y el proyecto continuará abierto durante un poco más de un mes. Si todo va según lo previsto, la entrega se llevará a cabo en abril de 2016 para los pedidos a todo el mundo.

[Fuente: Indiegogo]