Skip to main content

Crea un patrón de bloqueo de móvil a prueba de ciberdelitos

4 consejos básicos para crear un patrón de bloqueo seguro
user

18/09/2015 - 11:20

Partiendo de la base de que no hay un sistema o contraseña que no pueda romperse antes o después, una inmensa mayoría de usuarios de dispositivos móviles se lo ponen demasiado fácil a los ciberdelincuentes.

El patrón de bloqueo es uno de los métodos más habituales mediante los que protegemos nuestro smartphone. A priori, parece que un ciberdelicuente lo tiene muy difícil si quiere acceder a nuestro dispositivo, pero la práctica dice otra cosa. 

Según un informe noruego que recoge Kaspersky Labs, los usuarios conceden menos importancia a la protección del acceso de su móvil que a la hora de establecer contraseñas para comprar apps u operar en banca electrónica. 

Protégete con los mejores antivirus para Android

Así, la extensión media de estos patrones es de cinco puntos, lo que da unas 7.000 combinaciones posibles, sensiblemente inferior a la seguridad que ofrece un número PIN. Por si fuera poco, la opción más utilizada en nuestros patrones es la de cuatro puntos, que produce únicamente 1.600 combinaciones.

Para colmo de males, lo más habitual es que la trayectoria del patrón se inicie en las esquinas, concretamente en la superior izquierda, poniendo las cosas aún más fáciles a cualquier experto ciberdelincuente.

Kaspersky Labs ofrece, a la vista del citado estudio, cuatro consejos básicos para mejora la seguridad móvil, que reproducimos a continuación: 

  1. Nunca uses en tus contraseñas combinaciones obvias como los patrones con letras o números. Usar patrones débiles, es prácticamente como no usar ningún patrón o contraseña en absoluto.

  2. Utiliza un punto de partida poco usual: el mejor está en la mitad del lado derecho de la pantalla. La esquina inferior derecha también es una buena opción.

  3. La mejor extensión para un patrón es de 8 ó 9 puntos: esto, en primer lugar, crea un gran número de combinaciones posibles; además, estas largas combinaciones, son mucho menos populares.

  4. Y, por último, considera el cambio de patrones a contraseñas. La contraseña puede ser más fácil de recordar que un patrón seguro, incluso si es larga y segura.

Ver ahora: