¿Prefieres comprar barato por Internet y perder garantía?

calidad precio garantia

Desde la llegada de las grandes tiendas chinas de electrónica, muchos usuarios se han acostumbrado a hacer sus pedidos por Internet y a rezar para que lo encargado no acabe perdido en aduanas.

Sin embargo, existe un problema mayor: la garantía. En principio, muchas tiendas ofrecen la misma duración y condiciones que en España, pero el usuario tiene que encargarse de enviar su producto estropeado a China y esperar a que vuelva, dedos cruzados y tocando madera.

Y tú... ¿prefieres pagar un poco más y comprar en España o en sitios que ofrecen más garantías? ¿O prefieres comprar más barato y arriesgarte? Nuestros redactores os dan su opinión, pero lo que nos interesa es la vuestra. Las mejores respuestas saldrán publicadas en el próximo número de nuestra revista Computer Hoy.

Carlos Gombau

La verdad es que, ante un gran descuento -y en portales de tecnología del lejano oriente, haberlos los hay-, lo cierto es que es difícil no sentirse tentado. Ya sea porque en economías emergentes hay mejores precios o porque con el cambio de divisas el coste final es más atractivo.

El problema viene cuando, llegado el caso, toca tirar de la garantía o acogerse a planes de descuento o fidelización. Y es que cada compañía agrupa sus gastos y beneficios por países y/o regiones y, normalmente, es prácticamente imposible que la empresa en cuestión en Europa cubra la garantía de un producto de su misma marca cuyo beneficio de compra ha ido a parar, por ejemplo, a la filial en Oceania.

Personalmente prefiero no arriesgarme. Lo normal es que un producto nuevo no falle pero, en caso de necesitar asistencia técnica durante los años de garantía, agradezco haberte gastado un poco más de dinero.

ivan muñoz

Depende mucho del tipo de producto y su cuantía. Para cosas pequeñas tengo que reconocer que soy bastante asiduo de tiendas online como Dealextreme, en la que no me preocupa en exceso que el producto pueda llegar en mal estado o que no cumpla mis expectativas, ya que suele tratarse de importes muy pequeños.

Para cosas de mayor cuantía, no me termino de fiar. Y eso que, tal vez sólo por suerte, no he tenido ningún “disgusto” al comprar en estas páginas.

A la hora de la verdad prefiero no arriesgar y pagar un poco más en una tienda online reconocida que me asegure el cumplimiento íntegro de mis derechos y se haga cargo de la garantía del producto.

Susana Herreros

En mi opinión siempre es mucho mejor pagar un poco más y saber que vas a tener un buen servicio post venta y, por supuesto, una buena garantía. Si nadie te asegura que si el producto es defectuoso puedas recuperar tu dinero o conseguir uno nuevo, tienes  papeletas para que tu dinero vaya al final dos veces a la tienda.

Cuando inviertes en un producto que supone un desembolso importante (un buen smartphone, un ordenador, aire acondicionado...) es mejor cubrirte las espaldas frente a cualquier problema que pueda surgirte. Y la mejor forma es con una buena garantía y un servicio técnico que responda ante cualquier eventualidad.

Alberto Martín

Llevo años comprando en tiendas chinas por Internet y, aunque jamás las elegiría para productos 'importantes', sí me ahorran bastante dinero en accesorios y chorradillas varias, ese tipo de productos en los que la garantía es lo que menos te importa.

Lo más caro que he llegado a comprar en estas tiendas fue un smartphone Jiayu G3, que sigue funcionando perfectamente y del que no tengo ninguna queja. Eso sí, conozco ya demasiados casos en los que el producto no funcionaba como debería y lo de enviarlo a China de nuevo para arreglarlo se ha convertido en un gran quebradero de cabeza.

En mi caso, y por experiencia propia, me arriesgaría. Lo único que pierdes es la facilidad de acudir a un servicio técnico si se te estropea, por ejemplo, el smartphone que has comprado.

Pero es que si lo compras en España y acudes al SAT de la marca, se quedan el móvil dos semanas para después decirte que la pestañita azul del diablo se ha vuelto roja, que has mojado el terminal, y que no lo cubre la garantía.

Aunque el dispositivo haya estado sellado en un baúl hermético en el búnker de la Casa Blanca desde que lo compraste, da igual, ten por seguro que la pestañita estará roja si el móvil tiene más de 6 meses. Mientras que no se solucione este cachondeo, me la seguiré jugando a comprar donde me salga más barato.

Fuencisla Mira

Personalmente, al adquirir un dispositivo, prefiero pagar algo más y asegurarme de que, si lo necesito, podré utilizar la garantía y el servicio técnico post venta. De este modo, si por alguna razón imprevista el dispositivo se estropea, no funciona con normalidad o, por ejemplo, sufre alguna avería, siempre contaré con la posibilidad de recurrir al servicio técnico para, según el caso, contar con el arreglo o sustitución del dispositivo. 

Teniendo en cuenta que muchos de estos aparatos tienen un precio alto, prefiero pagar un poco más y contar con la seguridad de la garantía.