Verano conectado: ¿De vacaciones con tus gadgets?

verano conectado

A la hora de irte de vacaciones... ¿Metes en la maleta tu ordenador, tablet y varios cargadores? ¿O prefieres irte tranquilo y desconectar un poco del mundo online? ¿Estás constantemente mirando tu smartphone o lo usas menos que de costumbre?

Es lo que intentamos averiguar con nuestro debate de esta semana, si estas serán unas 'vacaciones conectadas' o intentaremos desconectar un poco de tanto amigo, tweet, post y foto. 

Recuerda que las mejores respuestas, tanto en comentarios como en redes sociales, saldrán publicadas en el próximo número de nuestra revista Computer Hoy.

Mila Lavín

Verano conectado. Aunque las vacaciones son para desconectar, no puedo evitar leer el correo, leer contenidos en las webs (periódicos, blogs, etc.) y echar un vistazo a Twitter. Pero tengo que ser realista. La playa y mi afán por seguir conectada me deja sin datos en menos que canta un gallo.

Eso y que no cuento con una conexión WiFi a la que engancharme. Conclusión, sí quiero estar conectada pero no siempre me dejan…

ivan muñoz

Me gustaría poder desconectar en mis vacaciones, pero tengo asumido –y mi mujer también–, que es una tarea es imposible. La realidad es que intento reducir al máximo mis interacciones durante las vacaciones, sobre todo en las redes sociales. Aunque me resulta imposible no estar al tanto de una actualidad como la tecnológica, que parece no descansar nunca.

En cuanto a dispositivos, además del smartphone, hace tiempo que el iPad me acompaña en todos mis viajes, ya sea por ocio o trabajo. Ya que además de mantenerme conectado de forma más cómoda y permitirme producir, me ofrece opciones de oficio alternativas como libros, series o juegos, que resultan ideales para el descanso estival.

Carlos Gombau

Lo cierto es que la desconexión total a estas alturas de la película es harto complicada, más que nada porque el smartphone vendrá con nosotros allá donde vayamos. Y aunque no estemos pendientes de él como el resto del año, lo cierto es que entre bañito y bañito, seguro que miraremos cuántos WhatsApp tenemos pendientes de leer o los últimos tuits recibidos en tu cuenta de Twitter. Por no hablar de la búsqueda de sitios dónde comer, qué visitar, el tiempo que hará...

La cámara de fotos tampoco faltará en muchos de los equipajes, pese a que aumente el número de usuarios que disparan con el móvil como si no hubiera mañana. Y en este sentido, pese a que los smartphones cuentan con funciones de navegación GPS, muchos seguirán prefiriendo viajar con el dispositivo dedicado ya entrado en años, aunque no tenga los mapas actualizados.

Portátiles, discos duros multimedia, tablets, consolas y un largo etcétera, tampoco faltarán en las vacaciones estivales. Quien diga que podrá pasar sin ellos, miente como un bellaco.

Tomás González

Afinemos en la pregunta. ¿Quiero pasar el verano desconectado? Sí, quiero. ¿Puedo conseguirlo? Mmmm... yo pongo la mano en el fuego por mi propósito, no por los resultados.

Mi intención de desconectarme en vacaciones está a la altura de las ya conocidas "este verano haré más ejercicio", "aprovecharé las vacaciones para practicar el idioma" o "no discutiré con mi cuñado cuando esté beodo".

O sea, muy buenas intenciones, pero cuando pongo el móvil en silencio, apago el portátil o cedo el tablet a mis hijos, me entran unos sudores fríos y no suelo pasar de media hora antes de conectarme para ver la avalancha de cosas interesantes - mentira, ni una - que me han llegado mientras apuraba el helado. Nos tienen pillados. 

 

Susana Herreros

La intención cuando me voy de vacaciones es desconectar totalmente. Pero la verdad, es que para mi es algo imposible. Estamos acostumbrados a estar conectados con el resto del mundo a todas horas: consultamos nuestro WhatsApp, miramos si alguien ha colgado un nuevo vídeo en su muro de Facebook o vemos cómo va el mundo a través de Twitter. Y cortar todo ese "enganche" con la información de la noche a la mañana no es tarea fácil.

Además, para esto no es necesario ir cargado con un montón de gadgets. Simplemente necesitas llevar contigo tu smartphone y conseguir conectarte a una red wifi, algo bastante sencillo. En resumen, la intención es buena, pero la tentación es muy alta....

Fuencisla Mira

En mis próximas vacaciones tengo previsto desconectar todo lo posible. Sin embargo, he de confesar que me va a resultar extraño prescindir por completo de los dispositivos tecnológicos que habitualmente uso, así que el smartphone irá conmigo y me acompañará en vacaciones.

Eso sí, intentaré utilizarlo y consultarlo sólo cuando sea necesario y, en cualquier caso, con una idea práctica, para que la tecnología también aporte su granito de arena esos días y me ayude a mejorar y gestionar mi tiempo libre.