Diseñador del HTC One y otros ejecutivos de HTC, detenidos

Detenidos altos ejecutivos de HTC por robo y fraude

Un avance tecnológico de una multinacional de la telefonía o la informática, puede suponer una ventaja con respecto a la competencia que reporte miles de millones de ingresos a la compañía. Por eso las empresas tecnológicas invierten docenas de millones de dólares al año en su seguridad. No sólo para frenar a los hackers, sino para vigilar a sus propios empleados.

Desde Android Police nos llega la noticia, proveniente de un periódico local chino, de la detención de varios altos ejecutivos de la compañía taiwanesa HTC, acusados de fraude y robo de información confidencial.

No se trata de simples empleados, sino de personas clave en el desarrollo de los últimos proyectos de HTC. Entre los cinco detenidos se encuentran Thomas Chien, Vicepresidente del departamento de Diseños de Productos, Wu Chien Hung, Director del departamento de I+D (Investigación y Desarrollo), y Justin Huang, Manager del Equipo de Diseño que se ha encargado de crear el exitoso smartphone HTC One.

Los tres implicados planeaban abandonar la compañía, cobrando los correspondientes bonos, para formar su propia empresa de diseño enfocada al mercado chino, llamada Xiaoyu. Esto, por supuesto, no es delito, pero sí las acciones que supuestamente acometieron antes de su marcha.

Según la denuncia, Wu Cheng Hung fue supuestamente pillado descargando informacion sensible del la futura interfaz Sense 6.0, presente en los nuevos smartphones de HTC, mientras la enviaba por email. Además los tres implicados han sido acusados de fraude al cargar supuestamente a la empresa 334.000 dólares por el diseño de una versión de aluminio del HTC One como si hubiese sido realizado por una firma externa, cuando en realidad se había creado dentro de la propia HTC.

La compañía taiwanesa está actualmente trabajando en un sistema operativo móvil alternativo a Android, para el mercado chino. También acaba de presentar el HTC Mini+, un gadget que se empareja con tu smartphone para que puedas recibir llamadas y, al mismo tiempo, puedas usar tu smartphone para otra actividad, como chatear, recibir notificaciones o incluso jugar.