Freedom 251, el móvil de tres euros, acusado de fraude

Freedom 251, el móvil de tres euros, acusado de fraude

Freedom 251, el smartphone de fabricación india que ha dado la vuelta al mundo por su reducidísimo precio (apenas tres euros), vuelve a estar en centro de la polémica. Después de que algunos medios especulasen con la posibilidad de que Ringing Bells, la compañía que desarrolló el teléfono, estuviese recibiendo algún tipo de subvención por parte del Gobierno, ahora ha sido acusada de fraude y de impago.

El proveedor de servicios de atención al cliente, Cyfuture BPO, es el autor de las graves acusaciones. Ringing Bells culpa a la empresa de BPO de haber fracasado en la gestión del enorme tráfico de llamadas de los clientes. El fundador y CEO de Cyfuture, Anuj Bairathi, dijo al respecto: “Siempre fuimos escépticos del modelo de negocio de Ringing Bells. Después de varias conversaciones con el equipo de gestión, cuando nos mostraron los nombres de los políticos de alto nivel que estarían en el evento de lanzamiento, decidimos asumir el proyecto”.

La empresa encargada de la atención al cliente asegura que los primeros días después del lanzamiento recibieron cientos de miles de llamadas. Según ellos, atendieron correctamente a los usuarios, tanto que incluso Ringing Bells se mostró satisfecha con el trabajo. “Sin embargo, cuando empezamos a preguntar por nuestros pagos [...], empezaron a hacer falsas acusaciones y decidieron poner fin a nuestros servicios alegando servicios insatisfactorios” dijo Bairathi.

Los mejores móviles baratos de gama media de 2015

Ringing Bells, a su vez, insiste en que el volumen de llamadas que la línea estaba recibiendo era masivo y que Cyfuture no era capaz de controlar el tráfico. “Estamos investigando la situación para servir mejor a nuestros clientes” dijo el presidente de la compañía, Ashok Chadda. Por el momento, el número de reservas del Freedom 251 ronda las 30.000 unidades y el registro de visitantes supera los más de 70 millones de personas.

CEO de Ringing BellsEn el centro de la imagen, el CEO de Ringing Bells, Ashok Chadda, sostiene el Freedom 251.

Bairathi se reafirma en su postura: “Este es un caso claro de engaño, fraude e incumplimiento de contrato. De acuerdo con el contrato, Ringing Bells nos aseguró específicamente un año [de trabajo]”. En caso de rescisión por servicios no satisfactorios, la parte contratante está obligada a avisar con 30 días de antelación y realizar todos los pagos pendientes. “No están respondiendo a nuestras llamadas. Tenemos la intención de proceder con todos los recursos legales necesarios”.

Las mejores tiendas online de informática para compar barato en España

El Ministerio de Telecomunicaciones, por otra parte, también está vigilando muy de cerca el Freedom 251 y dice que la compañía se enfrentará a consecuencias legales muy serias si no es capaz de entregar los smartphones. El CEO de Cyfuture ha “empezado a hablar con la policía” para continuar con la denuncia. “Habrá alboroto si tenemos que despedir a 100 empleados contratados para el proyecto de Ringing Bells”. 

[Fuente:gadgets.ndtv]