Skip to main content

Google quiere estandarizar la carga rápida en Android

Google quiere estandarizar la carga rápida en Android
user

10/11/2016 - 07:13

Google ha realizado algunos cambios en los requisitos para los fabricantes de dispositivos a la hora de utilizar la tecnología de carga rápida en los USB Tipo-C para el futuro, algo que podría afectar a diversos modelos en proceso de producción. Para ello, ha introducido una nueva serie de referencias a este apartado en su documento Android Compatibility Definition.

En él, podemos leer que "se recomienda encarecidamente" que los dispositivos que utilicen la carga por USB Tipo-C, no deberían contar con métodos propietarios que alteren los voltajes llevándolos más allá de los niveles normales. De hecho, a continuación se especifica que de no seguir esta recomendación, podrían presentarse problemas con otros cargadores o el dispositivo.

Lógicamente, cuando un fabricante altera los voltajes de su carga rápida e incluye un cargar único y especial para su dispositivo, esto impide que utilizar otros diferentes al que viene por defecto sea totalmente seguro. Y aun así, el dispositivo seguiría corriendo un riesgo por intentar llevarlo más allá estos valores.

Por ahora Google solo se refiere a esta medida como una petición, pero advierte que en el futuro podría convertirse en un requisito indispensable para fabricar terminales con Android. Esto afectará directamente a compañías como Qualcomm, OnePlus, Oppo y Huawei, que cuentan con su propia tecnología de carga rápida y el cargador correspondiente.

Móviles de menos de 200 euros más vendidos en Amazon

Por lo general estos "cargadores inteligentes" alteran el proceso de carga, haciendo uso de algoritmos especiales que calculan el porcentaje restante, dando como resultado tiempos de carga más rápidos. Sin embargo, según Google estos cambios irían en contra del protocolo USB Type-C Power Delivery, y al combinar cargadores, cables o dispositivos diferentes los problemas podrían multiplicarse.

Aunque no han entrado en más detalles, algunos dispositivos podrían cargar simplemente más lentos, otros podrían no cargar, fallar o sobrecalentarse. Es probable que el caso del Galaxy Note 7 haya llevado a Google a tomar esta decisión, puesto que está claro que es algo que nadie quiere que se vuelva a repetir.

Ver ahora: