¿Ha quedado atrás la cúspide en ventas del iPhone?

¿Ha quedado atrás la cúspide en ventas del iPhone?

Que la fortuna de Apple está estrechamente relacionada con el iPhone es algo que nadie puede negar. Sin embargo hasta dónde el futuro de la compañía está ligado al futuro de su smartphone es una cuestión un poco más delicada. Y si hemos de creer a los analistas de mercado que pronostican un congelamiento en los niveles de ventas de iPhones -empezando con el iPhone 5S- una a la que vamos a tener respuesta pronto.

Ya en ocasiones anteriores se ha discutido acerca de los márgenes de utilidad que la compañía de Cupertino obtiene de sus diferentes líneas de producto. El consenso es que aún en una compañía como Apple, que está acostumbrada a muy altos márgenes, las utilidades que el iPhone deja son muy elevadas. Los análisis hablan de un margen que consistentemente pasa del 50%.

Esto, combinado con la tendencia al alza prácticamente constante del número de unidades vendidas trimestre a trimestre, establece las condiciones por las que Apple ha podido convertirse en una de las compañías más rentables del mundo. Sin embargo, las condiciones del mercado están cambiando, y esto podría afectar adversamente los pronósticos financieros de la compañía californiana.

Las alarmas se dispararon después del lanzamiento del Samsung Galaxy S4, que a pesar de ser uno de los smartphones más esperados del año no ha logrado cumplir las expectativas comerciales de la compañía coreana. Estas mismas alarmas son las que han provocado un vistazo más detallado a los pronósticos de crecimiento y ventas de Apple, encontrando que a pesar de que el crecimiento puede llegar a presentarse, no se dará en la magnitud a la que la compañía de Cupertino está acostumbrada.

Según Fortune, las cifras arrojadas por los analistas hablan en el peor de los casos de 23 millones de unidades en el siguiente trimestre. El pronóstico más optimista habla de 32. Teniendo en cuenta los datos de todos los analistas, los profesionales anuncian unas ventas de 26.7 millones mientras que los amateur hablan de 27.9 millones de unidades. Esto representa un crecimiento menor respecto a los 26 millones de iPhones vendidos en el mismo trimestre del 2.012.

Es importante aclarar que cifras de esa magnitud aún dejan a Apple en la cima del mercado de los smartphones. Sin embargo, también anuncian una desaceleración de dicho mercado, achacada por muchos a la saturación de los mercados maduros y del primer mundo. Es esta una de las razones, argumentan los analistas, por las que Apple tiene entre sus planes lanzar este año un modelo barato de iPhone, de tal manera que pueda aprovechar su bajo precio para entrar a mercados emergentes y en vías de desarrollo.

Imagen: ivyfield