Hacienda destapa un fraude millonario en móviles y tablets

Hacienda destapa un fraude millonario en móviles y tablets

Desde primera hora de la mañana se está llevando a cabo la 'Operación Flash', un operativo de la Agencia Tributaria que destapa un fraude de más de 40 millones de euros de IVA en la importación de terminales electrónicos como smartphones o tablets.

Según ha informado El Mundo, ya se han practicado 25 detenciones y 6 registros y se han confiscado vehículos de alta gama y documentación en Madrid, Alcorcón y otras localidades de la capital.

En esta operación se investiga un fraude contra Hacienda que habría provocado un desfalco de más de 40 millones de euros provocado por la importación fraudulenta de productos electrónicos como teléfonos inteligentes o tablets.

Los detenidos pertenecían a una red empresarial legal que actuaba como pantalla de otras empresas denominadas 'trucha', algunas de ellas inscritas en otros países de la Unión Europea. 

Rebaja del IRPF: ¿cómo calcular tu sueldo para el año 2015?

Estas compañías compraban productos electrónicos a otras empresas denominadas 'trucha de motas'. Éstas, compraban productos electrónicos exentos de IVA en Europa, se los vendía a la empresa 'trucha', que los vendía directamente y sin pagar el Impuesto de Valor Añadido a las empresas pantalla. 

La Agencia Tributaria reclamaba pues, el pago del IVA a la empresa pantalla, quien remitía esta obligación a las empresas 'trucha'.

Para no asumir este pago, la empresa 'trucha' se disolvía, desapareciendo sin dejar rastro, con lo que estas empresas, que al fin y al cabo eran el eslabón que unía a la empresa pantalla y la empresa 'trucha de motas', hacía imposible continuar siguiendo el rastro que llevara a la 'trucha de motas'.

Así se hacía imposible reclamar el pago del IVA tras la desaparición de intermediarios, consiguiendo importar productos electrónicos muchos más baratos. 

En la 'Operación Flash' han intervenido la Oficina de Investigación del Fraude (Onif), agentes de la Vigilancia Aduanera y la ha dirigido un juzgado de instrucción de Alcorcón.

En estos momentos se registran una discoteca de Madrid y un chalé de Nuevo Baztán en el que reside uno de los detenidos.