HTC declara primeras pérdidas en el tercer trimestre del año

HTC incurre en pérdidas por primera vez

HTC Corp cerró el tercer trimestre del año con pérdidas. Es la primera vez que el fabricante taiwanés cierra con números rojos.

En los últimos meses las ventas de HTC han sido golpeadas por la feroz competencia en el mercado de smartphones, limitaciones en las cadenas de suministros y conflicto interno, que finalmente han llevado a la empresa a pérdidas operacionales trimestrales de 120 millones de dólares.

A pesar de sus numerosos esfuerzos y de contar con smartphones premiados, la empresa no ha logrado desarrollar un nombre de marca duradera. 

En términos netos, las pérdidas de HTC fueron peores de lo esperado, sumando 2.970 millones de dólares taiwaneses (alrededor de 100 millones de dólares), según Thomson Reuters SmartEstimates

Para el mismo período en el 2012, la compañía cerraba con ganancias netas de 3.900 millones de dólares taiwaneses.

Con tanto problema, las acciones de la empresa han caído en más de un 50% en lo que va de año, incitando rumores de posibles fusiones con otras compañías como Huawei Technologies Co Ltd.

Al igual que Nokia Oyj y Blackberry Ltd, HTC no tiene la escala de rivales como Apple Inc y Samsung Electronics Co Ltd. De hecho, la participación en el mercado mundial de smartphones de HTC ha caído desde un máximo del 10,3% en el tercer trimestre del 2011 a 2,6%, según la firma de investigación Gartner.

Para rematar, la empresa recientemente se ha visto envuelta en una serie de escándalos, desde disputas por patentes al arresto de varios ejecutivos bajo sospecha de filtrar secretos comerciales.

Mientras que Nokia decidió vender su negocio de teléfonos móviles a Microsoft y Blackberry recién anunció su venta al consorcio Fairfax Financial, HTC se resiste a perder su independencia.

Respondiendo a la creciente especulación sobre una posible fusión, Cher Wang, presidenta y cofundadora de HTC, ha negado en repetidas ocasiones la venta de la empresa, diciendo que no le molestaban los precios de acciones bajos.

Fuente: Reuters