iPhone 5C: Si Steve Jobs levantase la cabeza...

Steve Jobs y Tim Cook

Si Steve Jobs levantara la cabeza, seguro que se llevaba un gran disgusto al ver la nueva política de Apple.

El iPhone 5C pone en jaque todo la estrategia del cofundador y antiguo presidente ejecutivo de Apple. Y es que el nuevo iPhone de plástico ha dilapidado una estrategia que elevó a la compañía de la manzana a un éxito en ventas y la transformó en una marca de renombre en el panorama tecnológico mundial. Una compañía innovadora, revolucionaria y elitista. 

Sin embargo, con el lanzamiento del iPhone 5C Apple ha sacrificado los elegantes tonos negros para convertirlos en colores llamativos y carcasas de plástico y ha terminado con una tendencia de diseño exclusivo que hacía referencia a una marca para las altas esferas. Tampoco vemos una evolución o una mejora en las características de este nuevo modelo que apuesta por una línea continuista con las mismas especificaciones que el iPhone 5: pantalla de 4 pulgadas Retina, procesador A6, cámara de 8 mpx, etc.

Muchos lo llaman iPhone low cost o barato, otros iPhone de plástico, pero independientemente del nombre, el iPhone 5C, representa ruptura total con la estrategia comercial de Steve Jobs, quien como consejero delegado de Apple, buscaba la representación de un elitismo económico con el lanzamiento de productos exclusivos que representaban una nueva necesidad no percibida por el público. 

Ahora, con Tim Cook al mando, y con Android avasallando, la rentabilidad y el negocio han cambiado. Prima la cantidad a la calidad, y los mercados emergentes, generales y plurales toman parte en la nueva política de la compañía. El target al que Apple se dirige ha cambiado y mucho. 

Con el lanzamiento del iPhone 5c tener un smartphone de Apple no será tan exclusivo ni diferenciador como antes. Ni siquiera el precio, una de las excusas que la compañía de la manzana podría haber utilizado para defender su nuevo modelo de gama media, parece el acertado.

iPhone 5C de plástico

Y es que mientras en Estados Unidos el precio podría considerarse reducido, puesto que estará disponible desde 99 dólares el modelo de 16 GB y 199 el de 32 GB, con un contrato de 2 años, en España, los precios podrían ser bien distintos. La versión del iPhone 5C de 16 GB estará disponible desde 599 euros, mientras que el modelo de 32 GB costará 699 euros y el modelo de alta gama, el de 64 GB tendrá un precio libre de 799 euros. 

Pero no sólo hemos visto un cambio en el diseño de los nuevos productos, en la forma de rentabilizar un producto y en la forma que se cuidan las necesidades del usuario, sino que también hemos visto como el hermetismo al que nos tenía acostumbrados la empresa de Cupertino en los tiempos de Jobs se ha perdido. ¿Ya no saben guardar los secretos, o ya no quieren? El halo de misterio que envolvía cada presentación se ha esfumado. Las filtraciones, descuidos y rumores han sido una constante durante los últimos meses.

La intencionalidad o no, es una incógnita.