Skip to main content

El iPhone 8 podría no tener una pantalla como la del Galaxy S8

La pantalla sin marcos podría no ser una de las características del iPhone 8.

08/05/2017 - 09:53

Samsung ha arrasado a la competencia con el lanzamiento de su tope de gama para el año 2017. A nadie se le escapa que el Galaxy S8 va a marcar tendencia y que la competencia tendrá que adaptarse o sufrir las consecuencias, y eso afecta también a Apple y su próximo móvil, el muy rumoreado iPhone 8.

Las características del iPhone 8 son motivo de especulación desde hace meses, aunque según se acerca septiembre los rumores crecen y crecen cada vez más. Desde que se anunció el S8 y su hermano mayor, el S8+, todos coincidían en algo: el próximo iPhone copiaría su pantalla, el principal rasgo de los nuevos móviles de Samsung.

Sin embargo, según señala el último rumor sobre el iPhone 8, la pantalla sin marcos podría no estar entre sus prestaciones. Sería un varapalo para todos aquellos que esperan que Apple copie a Samsung en una característica que ha enamorado al público -y a los compradores, lo realmente importante- de todo el mundo.

Lo que sí incluiría sería la pantalla OLED, algo que no sorprende teniendo en cuenta el reciente acuerdo entre los dos principales fabricantes del mundo para la compraventa de millones de paneles de este tipo.

El Samsung Galaxy S8 ya está disponible y en oferta en Amazon

El informe procede del banco de inversión JPMorgan, una fuente sorprendente para este tipo de información. Sin duda que los fondos de inversión se mezclen en las especulaciones sobre productos de Apple se debe al interés que tienen en la evolución de las acciones de la compañía, muy sensibles al éxito o fracaso de su línea de smartphones.

JPMorgan no sólo afirma que el iPhone 8 no tendrá pantalla sin biseles sino que va más allá: los marcos desaparecerán en la zona lateral pero no en la superior o inferior. De esta forma seguramente se mantendría el botón Home tradicional y el altavoz, cámara y sensor de luz en la superior.

Ni que decir tiene que en caso de acertar este banco en sus predicciones, el nuevo iPhone sería una decepción segura, sobre todo teniendo en cuenta que saldría al mercado unos seis meses después del Samsung Galaxy 8. Nacería viejo en un 2017 en el que el LG 6 y los coreanos se han desmarcado con las pantallas que ocupan todo el cuerpo de sus teléfonos.

[Fuente: 9to5mac]