Los iPhone SE y iPhone 6S se enfrentan al test de tortura

Los iPhone SE y iPhone 6S se enfrentan al test de tortura

El iPhone SE es el último terminal presentado por Apple el pasado mes de marzo con el que la compañía vuelve al formato de las pantallas de 4 pulgadas, aunque durante los últimos años hayan intentado alejarse de él. Además, se convierte en la opción más barata a la hora de adquirir un iPhone, costando 489 euros por la versión de 16 GB, y 589 euros para la de 64 GB.

Hasta la llegada de este nuevo modelo 'más asequible' los terminales más recientes de los de Cupertino eran los iPhone 6S y iPhone 6S Plus, aunque a día de hoy siguen siendo los más avanzados y potentes de la firma de la manzana. Con el objetivo de poner a prueba la resistencia del iPhone SE y de los modelos anteriores a él, la compañía SquarTrade decidió someterlos a un test de tortura que podéis ver a continuación. ¿Cuál ganará?

En principio el iPhone SE puede parecernos un teléfono robusto con su cuerpo de aluminio, utilizando el mismo diseño en general que los iPhone 5 y iPhone 5S. Sin embargo, tras presenciar el test de tortura al que le han sometido, resulta evidente que es más débil que el iPhone 6S, soportando menos presión antes de doblarse.

iPhone SE

iPhone SE Apple

Amazondesde 370,97VER OFERTAS

Nota de análisis

84
  • Especificaciones

    Sistema operativo IOS 9.3
    Tamaño 4.0 pulgadas
    Resolución 1136x640
    Cámaras 12.0/1.2 mpx
    Capacidad 1624 mAh
    Memoria Interna 16 GB, 64 GB
  • Análisis (84)

    iPhone SE de Apple, análisis completo y opinión en vídeo del nuevo iPhone barato. La alternativa al iPhone 5S para los que buscan rendimiento, cámara y prestaciones de última generación sin abandonar la pantalla de 4 pulgadas y el diseño compacto y manejable de los primeros iPhone de Apple.

Aunque el iPhone SE es más grueso que el iPhone 6S, no llega a ser tan resistente como este último. Según las pruebas realizadas, el iPhone SE solo necesita una presión de 72 kilogramos para lograr doblarlo, mientras que el iPhone 6S puede soportar fácilmente los 77 kilogramos. Al llegar a los 80 kilogramos, el iPhone SE queda completamente inutilizado.

iPhone SE: el móvil más barato de Apple

Muchos recordaréis el famoso incidente Bendgate, que surgió tras conocerse un fallo de diseño de los iPhone 6 y iPhone 6 Plus que provocaba una debilidad en la zona de los botones laterales, permitiendo que el teléfono se doblase en ese punto. Aunque el fallo fue arreglado, os sugerimos no poner vuestro teléfono en el bolsillo trasero del pantalón, por si acaso.

El iPhone 6S también se defiende mejor en el agua. Al sumergir el iPhone SE este tardó menos de un minuto en apagarse por completo siendo imposible volver a encenderlo, mientras que el iPhone 6S logró permanecer 30 minutos bajo el agua, y tras eso solo sufrió daños en los altavoces manteniendo intacto el resto.

[Fuente: SquareTrade]