MediaTek confirma CPU para smartphone con 8 núcleos "reales"

MediaTek fabrica la primera CPU para smartphones con 8 núcleos reales

Hace apenas unas semanas, anunciábamos la primera CPU de ocho núcleos para smartphone fabricada por MediaTek. Era una información filtrada sin confirmación oficial. Ahora, en nota de prensa, MediaTek confirma que dispone de dicho procesador octa-core. Y, al contrario que la competencia, su tecnología consta de ocho núcleos reales, dejándolo bien claro en un descriptivo gráfico:

MediaTek tiene una CPU para smartphone con 8 núcleos reales

La "puya" va dirigida a los procesadores que usan la tecnología big.LITTLE de ARM, implantada, por ejemplo, en la CPU Samsung Exynos 5. Estos procesadores disponen de ocho núcleos, pero sólo usan cuatro al mismo tiempo. Las parejas de cuatro núcleos se van relevando y así se evita el sobrecalentamiento y se ahorra batería. Pero a efectos de rendimiento, funciona como una CPU de cuatro núcleos.

MediaTek confirma que su tecnología octa-core trabaja con ocho núcleos reales al mismo tiempo, lo que ofrecería un rendimiento extraordinario en multitarea y aplicaciones que requieran gran potencia de proceso, desde juegos a decodificación de vídeo.

Utilizar ocho núcleos reales es un hito tecnológico en el ámbito de los procesadores móviles, porque indudablemente se calientan, y los smartphones o las tablets no disponen de un sistema de refrigeración tan sofisticado como puede tener un ordenador, equipado con ventiladores grandes, disipadores gigantes, e incluso refrigeración líquida.

Además, la CPU octa-core de MediaTek tiene que lidiar con otro problema: el consumo de batería. Ocho núcleos funcionando al mismo tiempo, cada uno de ellos a 2 GHz, confirmado por la propia compañía, suponen un consumo importante. Seguramente esto se compensará con un aumento de la capacidad de la batería, o algún recorte enérgético por otro lado.

MediaTek no ha comfirmado qué CPUs incorporarán esta tecnología, ni cuándo la veremos implantada en smartphones y tablets, pero diversas fuentes asegurán que estará disponible en noviembre.

Gracias al aceptable rendimiento y aún mejor precio de sus procesadores, esta compañía china se ha convertido en el segundo fabricante de chips para dispositivos móviles del mundo, por detrás de Qualcomm. Puede permitirse el lujo de vender más barato porque es una de las pocas grandes empresas de chips que no dispone de fábrica de obleas de silicio, sino que las compra a otros grandes fabricantes. El ahorro en el mantenimiento de una gran fábrica le permite reducir precios e invertir en tecnología.