Moto X: Motorola lleva la personalización al extremo

Moto X: Motorola lleva la personalización al extremo

Puede que las especificaciones del Moto X no describan un smartphone de la más alta gama en términos técnicos. Pero es claro que Motorola no planea pelear en esos términos; uno de los caballos de batalla de la compañía con su nuevo terminal es la personalización, y esto es algo que sabíamos desde antes gracias a una larga lista de filtraciones. Sin embargo, lo que puede parecer solamente un truco publicitario es un proceso curiosamente adictivo que podría demostrar ser muy útil al momento de impulsar las ventas del Moto X.

El mecanismo de personalización para los Moto X de AT&T es un sitio web llamado Moto Maker. A través de éste, es posible que los usuarios personalicen  múltiples aspectos de su terminal, recibiéndolo cuatro días después; sin duda una de las ventajas de que el terminal sea ensamblado en Estados Unidos.

Una vez en el sitio es posible seleccionar los colores para el frente, la placa trasera, y los acentos del terminal. También es posible definir el tamaño de la memoria, el papel tapiz y una inscripción opcional que se grabará en la parte inferior de la placa trasera.

A pesar de que para el frente del smartphone sólo existen dos posibilidades -blanco y negro -, la placa trasera puede ser personalizada escogiendo uno de 18 colores diferentes. Con los colores base definidos, es posible seleccionar entre siete colores posibles de acento, pudiendo ser generadas más de 2000 combinaciones diferentes, aún sin incluir las placas traseras en madera y bambú que Motorola prometió para el fin de este año.

Con el exterior del terminal definido, es momento de definir el tamaño de la memoria (16 o 32 GB), escoger un papel tapiz, especificar una inscripción que se grabará en la placa trasera, e incluso proveer una cuenta de Google para que el teléfono venga con esta precargada, a la manera del Amazon Kindle.

No contentos con este nivel de personalización, los de Motorola ofrecen la posibilidad de escoger un cargador blanco o negro, y una funda protectora para el terminal. Y en el caso de que se tomen decisiones apresuradas o se hagan combinaciones desafortunadas que produzcan un pronto ataque de arrepentimiento, Motorola permitirá cambiar el Moto X completamente gratis durante las dos primeras semanas.

Con todo este proceso (que puedes ver en el vídeo más abajo), la experiencia de comprar un smartphone se parece más a un ejercicio de diseño de modas que a uno en tecnología. Y que conste que no estamos diciendo que esto sea algo malo.

¿Te parece atractiva la personalización que ofrece el Moto X? ¿Piensas que es complicar demasiado un proceso que no lo necesita? ¿Crees que son ya demasiados artículos acerca del Moto X? Déjanos saber en los comentarios.

Ah, el vídeo: