Skip to main content

Los móviles no provocan cáncer cerebral, según un estudio

Los móviles no provocan cáncer cerebral

Amparo Babiloni Marín

06/05/2016 - 09:18

Los móviles no tienen ningún impacto en el aumento de casos de cáncer cerebral, así lo concluye un estudio desarrollado en Australia entre 1987 y 2013.

Los móviles no provocan cáncer cerebral. Esto concluye un estudio realizado en Australia y que cubre un periodo de 29 años, antes de que los móviles fueran parte de nuestra vida. 

El impacto de los teléfonos móviles sobre nuestra salud ha sido una preocupación desde la llegada de los primeros móviles, pero cada vez son más los estudios que apuntan a que la radiación emitida por estos equipos no tiene nada que ver con la aparición del cáncer cerebral

El estudio realizado comprende datos recogidos desde 1987, la fecha en la que empezaron a aparecer los primeros teléfonos móviles en Australia. Pero durante los casi 30 años posteriores, las cifras de  cáncer cerebral en Australia se han mantenido constantes. Sólo ha habido un ligero incremento en varones, mientras que la aparición de este tipo de cáncer en mujeres no ha aumentado tras el boom de los dispositivos móviles. 

Australia es un buen caso de estudio ya que sus leyes obligan a que todos los casos de cáncer se registren, por lo que la muestra de datos es más fiable. Sí que hubo un aumento más significativo en pacientes mayores de 70 años, pero este hecho se relaciona con la aparición de nuevos métodos diagnósticos -además de que estos pacientes no estuvieron expuestos a las radiaciones que emiten los teléfonos móviles, ya que no existían en su juventud.

Entre 1982 y 2012 se diagnosticaron 19.858 casos de cáncer cerebral en hombres y 14.222 en mujeres. Estos datos fueron contrastados con el uso de la telefonía móvil entre 1987 y 2012. La duración del estudio es clave, ya que el tiempo de exposición hasta la aparición de lesiones físicas puede ser muy prolongado, pero tras más de 20 años usando teléfonos móviles, no se ha observado una relación directa con la aparición de cáncer cerebral.

¿Puede el WiFi causar cáncer?

A finales de los 90 y principios de los 2000, cuando los teléfonos móviles estaban en pleno auge, las teorías alarmistas sobre este problema eran habituales -todos hemos visto esas imágenes tan poco agradables con usuarios de teléfonos a los que se les había caído el pelo. Hoy en día, la adicción a los móviles se ha disparado con la llegada de los llamados teléfonos inteligentes y, aunque no nos dejará calvos, es una problemática que no se debe ignorar.

Fuente: Gizmodo

Ver ahora:

Te recomendamos