Primeras impresiones del Huawei Mate S, la nueva bestia china

Primeras impresiones Huawei Mate S nueva bestia china

Hace escasas horas se presentaba el Huawei Mate S, así que os vamos a contar nuestras primeras impresiones del phablet que sustituirá al Mate 7 de su trono.

Como muchos de vosotros ya sabréis, su predecesor fue uno de los más vendidos en nuestro país el año pasado no sólo por contar con unas características de altura, sino por tener un precio de lo más atractivo. ¿Ocurrirá lo mismo este año con su sucesor? Tendremos que verlo pero, de momento, vamos a contaros qué nos ha parecido el phablet de la compañía a primera vista.

En esta primera toma de contacto del Huawei Mate S lo primero que nos ha llamado la atención es su diseño. La compañía ha puesto especial empeño en fabricar un dispositivo atractivo, elegante, resistente y agradable al tacto. Pero no sólo eso, también integra perfectamente todos los elementos que le rodean, hasta el punto que convierte la parte de la antena prácticamente del mismo tono que la parte metálica trasera.

Según su propio CEO, Richard Yu, el móvil está basado en la "interacción humana", y se nota. Para empezar, incorpora una lente de pantalla flotante 2,5D y un panel AMOLED de 5,5 pulgadas, que resulta de lo más cómoda a la hora de visualizar cualquier contenido. 

Cuenta con un grosor de tan sólo 7,2 mm de ancho y los bordes sólo tiene 2,65 mm. La carcasa curvada del Mate S viene con una batería laminada y escalonada y un tablero de circuito impreso plano.

Si en algo han mejorado los chicos de Huawei en este Mate S es en la experiencia del usuario. La compañía ha trabajado el concepto de interacción con el dispositivo y ha incluido nuevos atributos que mejoran sla funcionalidad del terminal, así como su facilidad de uso.

Huawei Mate S, un phablet con pantalla 2.5D y diseño de altura

Para empezar, una de las claves de su predecesor ha sido el sensor de huella digital 2.0. Es una versión avanzada en cuanto a seguridad y tecnología de desbloqueo con un sólo toque. 

Es más rápido y sesible que el de su predecesor, y cuenta con funciones de autoaprendizaje más precisas para mejorar la velocidad de reconocimiento en un 100%. Pero no sólo eso.

Este sensor de huellas digitales se puede utilizar para controlar la barra de notificaciones, la vista previa de imágenes e, incluso, contestar a llamadas de teléfono. Sin duda, de lo mejor del terminal. 

Otra de las novedades, que ya vimos en el Huawei P8, es que incorpora un sensor de nudillos 2.0. Este permite, entre otras cosas, recortar imágenes de forma rápida dibujando un símbolo en la pantalla o abrir determinadas aplicaciones escribiendo letras en el panel.

Galería de fotosPrimeras impresiones del Huawei Mate S, la nueva bestia chinaver las 25 fotos

Una de las características que más nos ha gustado del Huawei Mate S es que cuenta con una cámara muy potente. Viene con una trasera de 13 megapíxeles que incorpora sensor RGBW, estabilizador óptico de imagen, flash Dual-color LED y procesador de señal de imagen independiente.

Los resultados, por lo general, son bastante buenos en condiciones favorables, pero para poder analizarla con precisión tendremos que esperar unos días al análisis.

Por su parte, la frontal cuenta con 8 megapíxeles y posee unas luces delanteras para mejorar los selfies. Hemos de decir que hemos probado la cámara en un entorno oscuro, junto con las fotos realizadas con un Mate 7 y un Huawei P8 y la diferencia es notable. 

Por lo demás, su interior cuenta con un procesador HiSilicon Kirin 935, que ya lo vimos en el Honor 7. Este SoC es de fabricación de 28 n, y cuenta con 8 núcleos big.LITTLE (4x Cortex A53 a 1,5 GHz y 4x Cortex A53e a 3,3 GHz), con arquitectura de 64 y GPU ARM Mali-T860. Lo primero que hemos hecho ha sido pasarle el Antutu, y hemos obtenido una puntuación de 47898 puntos, lo que le sitúa justo por debajo del Samsung Galaxy Note 4.

A éste le acompaña una RAM de 3 GB y una memoria interna de 32 GB, que podemos ampliar mediante microSD. Por su parte, la batería es de 2.700 mAh, por lo que sufre un recorte importante con respecto a su predecesor, pero tendremos que ver cuánto implica eso de autonomía.

El terminal estará disponible a partir del 15 de septiembre por un precio de 649 euros.

En general, las primeras impresiones del Huawei Mate S son bastante positivas, pero tendremos que ver si es oro todo lo que reluce en un análisis exhaustivo que publicaremos durante los próximos días. Mientras tanto, os dejamos con un vídeo de su presentación.