Primeras impresiones: Oppo N1, gigante en todos los sentidos

Oppo N1. Un gran phablet chino

En el ya finalizado Mobile World Congress hemos tenido oportunidad de probar dispositivos de todos los tamaños, formas y calidades imaginables.

Pero este Oppo N1, del que ya te hemos hablado en otras ocasiones, nos ha dejado muy buen sabor de boca. Realmente no sabríamos decirte si esta sensación es por la calidad general de este phablet, por la solvencia que ofrecía el sistema operativo ColorOS que movía la unidad que probamos, por las innovadoras propuestas que aporta o por una extraña conjunción de todas ellas. 

La primera sensación que se tiene al ver este dispositivo es que es grande. Muy grande. Este phablet cuenta con una gran pantalla IPS de 5,9” con una resolución de 1980x1080 con una densidad de 377 ppp.

Obviamente semejante tamaño de pantalla no es fácil guardarlo en cualquier bolsillo del pantalón, cosa que por supuesto intenté, ante la atenta y estupefacta mirada del personal de Oppo que tenía junto a mí, sin preocuparme por la integridad de mi bolsillo.

Diseño y construcción del Oppo N1

No obstante, el gran formato de esta pantalla ofrece una experiencia única para disfrutar de contenido multimedia, juegos o navegar por la Red, gracias su excelente calidad.

Además, el Oppo N1 presenta un procesador Quad Core Qualcomm Snapdragon 600 a una frecuencia de 1,7 Ghz, sus 2 Gb de RAM y la GPU Adreno 320 que incorpora, aseguran que puedas disfrutar de la mejor calidad de imagen y fluidez, incluso reproduciendo vídeos FullHD o jugando a los juegos más exigentes durante horas, gracias a la gran capacidad de su batería de 3610 mAh.

 

El Oppo N1 ofrece líneas suaves y redondeadas que hace que, ya que resulta algo complicado usarlo con una sola mano, al menos su sujeción resulte cómoda. Aunque está construido en policarbonato, da la sensación de que se tiene entre manos un phablet de buena calidad en su construcción y ensamblaje, muy alejado de la fama que tienen este tipo de móviles chinos de estar construidos con materiales de mala calidad o mal acabados.

Tal vez, parte de esa sensación de solidez se deba a su peso. Los 213 gramos que alcanza este terminal te recuerdan en todo momento que no se tiene un juguete en la mano.

Cámara rotatoria del Oppo N1

Pero sin duda alguna, una de las cosas que más poderosamente llama la atención en este phablet, es la arriesgada apuesta que la marca ha hecho con la cámara rotatoria de este Oppo N1. La cámara cuenta con 13 Mp y una apertura f/2.0 con doble LED que asegura capturas de calidad aun en situaciones de iluminación complicadas.

Al girar la cámara, ésta automáticamente se activa y puedes hacer uso de O-Touch, el panel táctil trasero para hacer una foto. ¡Tus selfies tomarán otra nueva dimensión!

Este panel táctil trasero también te facilita la navegación por los diferentes menús y funciones o para tomar una foto con una simple pulsación prolongada. En el vídeo podéis apreciar el funcionamiento del O-Touch.

El Oppo N1 está disponible en dos capacidades de almacenamiento y precio. Por un lado tienes la versión de 16 Gb con un precio de 449€. También puedes optar por la versión de 32Gb a un precio de 479€. Un precio más que razonable para un phablet de semejante calibre.