Qualcomm: "Las CPUs de ocho núcleos son una tontería"

Qualcomm no lanzará CPUs de ocho núcleos

La batalla por el control del mercado de las CPUs que alimentan a los smartphones y las tablets es feroz. Se trata de un sector crítico, pues este hardware define la potencia del dispositivo móvil, y su rendimiento será clave para atraer a potenciales compradores. Las compañías occidentales de fabricantes de chipsets, como Qualcomm o Intel, ven amenazada su parte del pastel por las vigorosas compañías chinas y coreanas, capaces de lanzar CPUs cada vez más potentes a un bajo precio.

Al igual que ocurre en el mercado de sobremesa, la tendencia actual de las CPUs consiste en aumentar el número de núcleos o cores, una especie de "mini-CPUs" virtuales dentro de la propia CPU, capaces de funcionar de forma autónoma. Se puede usar diferente cantidad de núcleos según lo requiera una determinada tarea, o asignar núcleos de forma individual en procesos multitarea. Un mayor número de núcleos implica más potencia y más versatilidad en funciones multitarea, pero también más consumo y más calentamiento, dos elementos críticos cuando se trata de dispositivos móviles.

Los smartphones y tablets actuales más comunes utilizan uno o dos núcleos. Los más potentes llegan a los cuatro núcleos. Samsung ya implementa en algunos smartphones su procesador Exynos 5 octa, una CPU de 8 núcleos, aunque en realidad sólo utiliza un máximo de cuatro al mismo tiempo. MediaTek ya ha presentado sus nuevas CPUs de ocho núcleos "reales", haciendo hincapié en este término porque asegura que utilizarán ocho núcleos al mismo tiempo.

Ahora Qualcomm se apunta a guerra de los multi-núcleos, pero lo hace para anunciar que no participará en ella. En una mesa redonda ofrecida en Taiwan, cuya traducción ha aparecido en ScribdAnand Chandrasekher, un directivo de Qualcomm, opina que añadir más núcleos a una CPU es una tontería. Según su razonamiento, los usuarios no piden más núcleos. Lo que piden es un módem más rápido, una batería más duradera, y precios ajustados. Y eso es en lo que está trabajando Qualcomm. Según Chandrasekher, las CPUs de ocho núcleos no tendrán mucho éxito:

"No basta con coger ocho motores de un cortacésped, juntarlos, y decir que tienes un motor Ferrari de ocho cilindros."...

"Cuando no puedes diseñar un producto que cumpla las expectativas de los consumidores, quizá es cuando te planteas añadir núcleos... Pero es el equivalente a tirar espaguettis contra la pared y comprobar cuántos se sostienen. Es una tontería, y nuestros ingenieros no hacen tonterías".

A la pregunta de si Qualcomm sacará una CPU de ocho núcleos, insistió en el tema:

"Nosotros no hacemos tonterías".

Qualcomm ha lanzado el guante, y su argumentación tiene base. Sumar más núcleos no aporta demasiado, salvo fuerza bruta, si no añades tecnologías que mejoren otras áreas críticas del smartphone. Y desarrollar programas con soporte multi-núcleo tampoco es sencillo, sin herramientas de apoyo. Tiene sentido añadir más núcleos en los ordenadores de sobremesa, que no tienen problemas de consumo o calentamiento. Pero en un dispositivo móvil, añadir más consumo y más calentamiento, sin ofrecer nada más a cambio, es contraproducente.

MediaTek y Samsung aún no han respondido a estas declaraciones. Pero se avecina una batalla dialéctica interesante...