Qualcomm quiere frenar la importación del iPhone en Estados Unidos

Qualcomm quiere frenar la importación del iPhone en Estados Unidos

La batalla legal entre Qualcomm y Apple continúa subiendo de nivel, y cada vez resulta más difícil imaginar hasta qué punto están dispuestas a ir ambas compañías para defender su negocio. En un nuevo capítulo de lo que ya tiene todos los ingredientes necesarios para convertirse en el culebrón tecnológico del año, Qualcomm ha decidido emprender acciones legales para detener la importación de los móviles de Apple en Estados Unidos.

La polémica arrancó en el momento en que, a comienzos de este mismo año, Apple demandó a Qualcomm alegando que el fabricante estadounidense de procesadores había abusado de su posición dominante a la hora de cobrar a los de Cupertino las patentes bajo las que trabajan los componentes de los iPhone. Los americanos no tardaron en contestar, y la discusión mediática fue subiendo de nivel hasta el punto de que Qualcomm llegó incluso a acusar a Apple de "capar" a propósito sus componentes en los iPhone. Pero Apple también contestó a esta acusación, y lo hizo con un movimiento que fue a impactar directomente en una de las fuentes de ingresos del fabricante de procesadores: las patentes.

Qualcomm y Apple firmaron un contrato millonario ilegal

Desde hace algunas semanas, desde diarios como Fortune.com se ha revelado que Apple ha empezado a retener el pago de patentes de Qualcomm hasta que la justicia tome alguna decisión sobre la demanda que la compañía presentó a comienzos de este mismo año. La compañía de la manzana se niega a ingresar a los fabricantes el dinero correspondiente a las licencias de patentes del fabricante de procesadores, y por lo tanto Qualcomm no está recibiendo las sumas económicas que por contrato le corresponden en este aspecto.

En vista de esta situación, fuentes cercanas a Qualcomm han revelado que el fabricante está preparando una petición ante la International Trade Commission estadounidense para solicitar que se detenga la importación de los móviles de Apple en Estados Unidos. En la práctica, este organismo tiene poder suficiente para detener la importación de un producto que entra por las fronteras americanas, por lo que una decisión de este calibre podría hacer mucho daño a las futuras ventas que Apple espera conseguir con el nuevo iPhone 8.

Apple, recordemos, presentó a comienzos de este año una demanda contra Qualcomm solicitando una indemnización de mil millones de dólares en base al supuesto abuso de posición dominante que el fabricante de procesadores habría ejercido sobre la compañía a la hora de calcular el pago correspondiente a las patentes que los iPhone utilizan en sus componentes. La justicia todavía no se ha pronunciado al respecto, pero más vale que la resolución no tarde en llegar antes de que la tensión entre ambas empresas siga subiendo de nivel.

Tim Cook: los rumores sobre el iPhone 8 están frenando las ventas de los iPhone

[Fuente: Bloomberg]