Skip to main content

¿Por qué no deberías seguir utilizando tus móviles viejos?

Nokia 5233

21/03/2018 - 17:06

Los móviles que explotan protagonizaban noticias aisladas cada cierto tiempo hasta que, en 2016, Samsung lanzó la primera hornada del Note 7. Se trataba de un móvil de gama alta que, sin embargo, tenía un fallo en el diseño de la batería que provocaba que el terminal acabara explotando o incendiándose sin motivo aparente.

Los ''teléfonos que explotaban'' se convirtieron casi en una broma debido a la cantidad tan grande de unidades defectuosas y la investigación de la compañía coreana determinó que, efectivamente, la batería era el elemento defectuoso del Note 7. El de Samsung fue uno de los casos más notorios, pero no el único. Y es que, de vez en cuando saltan noticias sobre accidentes y lesiones provocados por la explosión de un móvil (y no porque mordieran la batería, precisamente).

El último episodio de un móvil que explota no es motivo de broma, ya que le ha costado la vida a una joven.

Un Nokia 5233 explota matando a una joven

Aunque ya tiene unos añitos a sus espaldas (se lanzó en enero del 2010), el Nokia 5233 es un móvil muy popular en algunos países como India, donde es de los teléfonos más vendidos en Amazon. Allí se puede adquirir por menos de 50 dólares, de ahí su popularidad, pero ocho años no pasan en balde para un teléfono y, sobre todo, para su batería.

Las baterías de estado sólido son el futuro

Como podemos leer en Phonearena, una joven de 18 años llamada Uma Oram ha fallecido debido a la explosión de un terminal de este modelo. Oram se encontraba hablando por el móvil cuando lo conectó a la corriente y, de repente, explotó causándole serias heridas en el pecho y la mano, lo que provocó que quedara inconsciente.

Rápidamente fue trasladada al hospital, donde no consiguió sobrevivir a las heridas que la explosión del Nokia 5233 le había provocado. Las autoridades policiales han abierto una investigación sobre el incidente y HMD Global, la empresa que ahora es dueña de la marca Nokia, se ha desmarcado del suceso alegando que ellos no fueron los responsables de la construcción del dispositivo, ya que tomaron posesión de Nokia en 2017.

Nokia 3310, vuelve el clásico de la marca finlandesa

Cuidados para que no explote el móvil

Parece de perogrullo, pero lo mejor para cuidar nuestro terminal es cumplir las recomendaciones del fabricante. Normalmente, cada móvil viene con unas instrucciones (en formato físico o que pueden consultarse en la red) que nos pone al día sobre los cuidados de nuestro dispositivo. Uno que hay que leer es el apartado de la batería, ya que ahí nos dirá la temperatura máxima y mínima que puede soportar el terminal sin fallar.

Hay fallos, como los que produce un frío extremo, que pueden ser fatales para nuestro teléfono móvil, pero el calor es más peligroso ya que el móvil puede incendiarse o explotar, directamente. El calor es uno de los determinantes a la hora de que un móvil explote. Si nos vamos al Sahara, a lo mejor conviene no sacarlo mucho del bolsillo si no hay sombra, pero hay otras situaciones en las que nuestro móvil puede explotar.

¿Cómo prevenir esto? Muy sencillo. ¿Habéis leído eso de ''utilizad cargadores oficiales en buen estado''? No es por capricho, ya que un cargador oficial en un estado óptimo generará (y filtrará) la energía que necesita nuestro dispositivo. Proteger el móvil con una funda también hace mucho ya que, si se nos cae constantemente, los conductos que aislan los diferentes componentes de la batería pueden dañarse y provocar una explosión.

¿Cómo funcionan las baterías de los móviles y por qué explotan?

Otro tema a tener en cuenta, sobre todo con los móviles antiguos que tienen baterías intercambiables, es si la batería es oficial o no. Una batería oficial, por norma general, pasa unos controles de calidad más exhaustivos que velan por el correcto funcionamiento de la misma. Sí, puede haber un caso como en el Note 7, donde fue un defecto de fabricación el culpable de la situación, pero no es lo que suele ocurrir.

Con el paso del tiempo la batería pierde sus propiedades y, sobre todo en el caso de los móviles viejos, como el Nokia 5233, podemos estar tentados a comprar otra batería no original. Aún no se sabe si este ha sido el motivo de la explosión del Nokia 5233 que ha matado a la joven Uma Oram, pero está claro que el tiempo no pasa en vano y un móvil antiguo tiene más papeletas para explotar que uno más reciente.

[Fuente: Phonearena]

Ver ahora: