¿Recuerdas el Ubuntu Edge? Es posible que no se fabrique

¿Recuerdas el Ubuntu Edge? Es posible que no se fabrique

La promesa de contar con un smartphone diseñado desde el principio para ejecutar Linux, más concretamente Ubuntu, parece escapársenos de las manos. La campaña de crowdfunding iniciada por Canonical para llevar a manos del público el Ubuntu Edge, parece haberse enfrentado con problemas en los últimos días; esto hace dudar que la campaña alcance la meta propuesta de 32 millones de dólares en fondos.

A pesar de que el comienzo de la campaña fue extremadamente auspicioso -en las primeras 24 horas se recaudaron 3.45 millones de dólares -, los últimos días han visto un descenso en la actividad de los potenciales patrocinadores lo cual ha generado seria preocupación. En este momento la campaña iniciada por Canonical ha alcanzado 8.3 millones de dólares; claramente no se trata de una cifra despreciable, pero palidece cuando se compara con el gran total esperado.

Teniendo cuenta el tiempo que queda, la campaña, creada en el sitio de crowdfunding Indiegogo, tendría que recaudar algo más de 1.5 millones de dólares por día durante los 15 días que restan para lograr la meta y poder iniciar la construcción del dispositivo. Si, para el 21 agosto la campaña no ha alcanzado la meta de financiación, el dinero hasta entonces recaudado será devuelto a los patrocinadores.

Sería una verdadera lástima que no se alcanzara la meta propuesta. El Ubuntu Edge sería un dispositivo muy interesante; desde luego, resulta intrigante pensar en un smartphone ejecutando Linux, pero las especificaciones mismas del aparato lo hacen muy atractivo: una pantalla de 4.5 pulgadas específicamente diseñada para tener una muy alta precisión en el color, 4 GB de memoria RAM, 128 GB de almacenamiento, y el procesador móvil más poderoso que se encuentre disponible en el mercado al momento de iniciar la producción.

Esperemos que, como sucede con muchas campañas de este tipo, hacia el final del período de patrocinio se dé una subida en la actividad que permita alcanzar la meta propuesta. Ojalá podamos contar con el Ubuntu Edge en algún momento.