Skip to main content

Samsung asegura que el hueco del Galaxy Note 4 es necesario

Samsung Galaxy note 4
user

30/09/2014 - 21:05

El nuevo Samsung Galaxy Note 4 tiene una pequeña separación entre la pantalla y el marco del dispositivoSegún el manual de instrucciones, este supuesto fallo sería algo previsto y concebido por SamsungA pesar de todo, la compañía coreana podría estar enfrentándose a su propia versión del #Bendgate

El Samsung Galaxy Note 4 se lanza hoy en Corea, pero el feliz acontecimiento se ha visto oscurecido por el supuesto "fallo" de fabricación del dispositivo. Al parecer, el pequeño hueco que hay entre la pantalla y el borde del dispositivo ha molestado a algunos usuarios, que aseguraban que se podría introducir incluso una tarjeta de visita en el hueco. Ahora, algún usuario atento ha descubierto que Samsung ya previó este fallo, y lo incluyó en el manual.

Al parecer, la fricción entre las partes podría ampliar el espacio entre estas dos piezas del dispositivo es la que causa la apertura, y esto no solo estaba previsto por Samsung, sino que evita fallos más importantes, como la rotura de la pantalla en sí.

Muchos asociaban el supuesto fallo del Galaxy Note 4 a la influencia de una fuerza cósmica

Este problema además ha resultado no ser tal ya que el supuesto fallo no afecta en absoluto al rendimiento del dispositivo. Aun así, es posible que el "Mind The Gap" se convierta en un nuevo #Bendgate que afecte a Samsung, aunque el Galaxy Note 4 no tenga la afición al yoga de su competencia de Apple, el iPhone 6 Plus.

En cualquier caso, no es nada extraño que traten de descubrirse fallos a toda velocidad en los terminales de alta gama antes de que salgan al mercado. Las marcas ni siquiera tienen que poner a sus técnicos a inspeccionar a la competencia para encontrar debilidades: los usuarios se encargan solitos. 

La mayoria de los problemas suelen tener fácil solución, como una actualización de software o una funda gratis, pero también pueden ser errores que cuesten varios cientos de euros, y que provoquen más ira que carcajadas. Por suerte, estamos en temporada de gamas altas y de haber más fallos no tardarán en ser encontrados.