Samsung Galaxy S5, ¿cuerpo de diamante como característica?

Samsung Galaxy S5

¿Serán ciertas las informaciones que casi cada día saltan a la palestra acerca de las características del próximo Samsung Galaxy S5? Ojalá que así sea, ya que de ser ciertos los rumores, el futuro Samsung Galaxy S5 romperá con el concepto de smartphone que tenemos hasta ahora. 

En el día de hoy llegan dos nuevas filtraciones que nos hacen pensar en un Samsung Galaxy S5 mucho más resistente y con mejor calidad de pantalla. 

La primera de ellas llega vía ETNews, la publicación coreana encargada de filtrar muchos de los rumores, y de la que se ha hecho eco el medio The Times of India

Según este medio, la compañía coreana estaría trabajando en el diseño de un Samsung Galaxy S5 con una cobertura basada en el diamante, mucho más resiste a golpes y arañazos. 

Entérate de todo lo que ya se sabe del Samsung Galaxy S5 y del iPhone 6 aquí.

Esto significaría que Samsung abandonaría por fin la carcasa de plástico que ha caracterizado a los predecesores del Galaxy S5. Esta nueva tecnología habría recibido el nombre de "tratamiento de superficies metálicas de diamantes".

Aunque estas informaciones chocan con las que aseguran que el nuevo Samsung Galaxy S5 podría ser lanzado en el primer trimestre de 2014, ya que no habría tiempo material para incorporar esta nueva tecnología al teléfono. 

El mismo medio asegura, vía Digitimes, que los fabricantes de la estructura del terminal con base en Taiwan tienen dudas de que una estructura metálica sea incorporada al Samsung Galaxy S5, ya que no hay rastro ni datos de que ya se esté produciendo en masa el terminal.

Lo que sí parece que ya se ha empezado a producir en masa es la futura pantalla del Samsung Galaxy S5. Así lo ha anunciado la web denaindia.com vía la publicación coreana DDaily

Según dejan ver los informes, Samsung habría empezado la producción en masa de la pantalla QHD AMOLED de 5,25 pulgadas para el próximo Samsung Galaxy S5

Esta nueva pantalla tendría una resolución de 2.560 x 1.440 píxeles dispuestos en forma de diamante, intercalando píxeles rojos, azules y verdes, consiguiendo así una mayor nitidez y densidad.

A estos rumores se unirían los que ya os hemos venido contando días atrás. El Samsung Galaxy S5 podría montar un procesador Qualcomm Snapdragon 800 u 850 Exynos de 64 bits, 16 Mpx en su cámara trasera e incorporar la última versión del sistema operativo Android, la 4.4 kitKat.

Como ya suena en corros influyentes, el Samsung Galaxy S5 podría ver la luz en el primer trimestre de 2014, es decir, en tres meses, con lo que, de ser cierto, estaríamos a las puertas de confirmar todas las conjeturas hasta ahora existentes. 

Noticias relacionadas:

Samsung Galaxy S5 será presentado el 23 de febrero