Samsung Galaxy S5 con lector de huellas y carga inalámbrica

Samsung Galaxy S5

Se ha hablado mucho sobre las posibles características y especificaciones del futuro Samsung Galaxy S5. Prácticamente desde el mes de julio los rumores sobre su posible procesador, su diseño, su sistema operativo y su fecha de lanzamiento no han cesado.

Las filtraciones han apuntado a un posible diseño metálico. Esta novedad, ya adelantada meses atrás, rompería con la estética que hasta ahora tenían los Galaxy.

Tras las noticias que llegaban sobre una posible participación conjunta de Samsung con la compañía encargada de fabricar elementos de los MacBook Air de Apple y los HTC One, el nuevo Samsung Galaxy S5 se apartaría de la estructura de policarbonato (plástico) para fabricarse en materiales más resistentes como el magnesio o el aluminio. En el pasado la multinacional coreana ha sido criticada por las carcasas de plástico que utiliza para sus móviles y este nuevo material aumentaría la protección y se distanciaría del iPhone 5C cuya carcasa es también de plástico. 

Este nuevo diseño se conocería como Design 3.0 y abandonaría la estética redondeada para darle unas formas más rectilíneas. 

También se barajó en agosto con la posibilidad de que llevara el sistema operativo Android 5.0 Key Line Pie, para luego desechar esa idea y centrarse en la versión 4.4 KitKat del mismo sistema operativo. Esta teoría se complementa con la filtración de que podría alternarlo con Tizen, el sistema operativo de Samsung creado como extensión del sistema Linux y destinado a terminales de gama media para mercados emergentes. La idea es no desprenderse de Android, para uso y disfrute de los amantes del sistema operativo de Google. Por eso y aunque no está confirmado, es posible que el Samsung Galaxy S5 salga al mercado en dos versiones diferentes, una con cada sistema operativo. 

Las últimas informaciones que teníamos sobre el Samsung Galaxy S5 es que usaría un procesador de 64 bits, una cámara con sensor ISOCELL y que se presentaría en el MWC de Barcelona en 2014.

Ahora, diversas fuentes añaden nuevos datos. Los últimos detalles sobre el Galaxy S5 destacan 3 características diferentes e importantes. Por lo visto, la gigantesca empresa coreana se habría decidido al fin a incluir en el Galaxy S5 un sistema de detección de huella dactilar. Esta innovación ya habría sido diseñada para el Galaxy Note 3, pero según rumores, la habrían suprimido por posibles errores. Recordemos que esta función ya la incorpora el iPhone 5s y dota de mayor seguridad al terminal para el usuario.

Además se baraja la posibilidad de que el nuevo sistema de carga del Samsung Galaxy S5 sea inalámbrico al igual que el del Galaxy Note 3. Según la web coreana de noticias ETNews, Samsung está trabajando en un sistema de carga de resonancia magnética para aplicarlo en 2014 en sus dispositivos. Este sistema eliminaría los cables. Otra de las ventajas de esta nueva forma de carga es que no necesita estar en contacto físico ya que puede funcionar mediante la transmisión de energía a un dispositivo. 

La empresa que desarrolla este sistema de carga se llama PowerbyProxi, tiene sede en Nueva Zelanda y Samsung ha invertido 4 millones de dólares en ella.

Por último, según diversas fuentes, el nuevo smartphone de Samsung introducirá el procesador Exynos 6. El medio asiático Ddaily informa que ya estarían trabajando en un chip de 14 nm de rendimiento, dejando atrás el de 28 nm. Este hecho haría dar un salto en la calidad y la eficiencia energética de los smartphone de Samsung, además de contrarrestar un posible calentamiento excesivo de los núcleos. 

La posible creación del chip de 14 nm se une a una probable actualización de la tecnología Big.LITTLE al incorporar dos clúster de 4 núcleos con arquitectura ARM Cortex A53 y A57, abriéndose la posibilidad de utilizar los 8 núcleos al mismo tiempo. Aunque de momento son suposiciones, si unimos esto al procesador de 64 bits que pretenden incluir, el Galaxy S5 ofrecería una mayor vida útil ya que aumentaría su rendimiento y descendería su consumo energético.

De la fecha de presentacion oficial aún no se sabe nada a ciencia cierta. Se especula con que será lanzado en el primer trimestre del 2014. Lo que sí parece cierto es que la corriente de información no cesará hasta ese día.