Samsung Galaxy S5, procesador, cámara y fecha de lanzamiento

Samsung Galaxy S5

Según apuntan ciertos rumores, el Samsung Galaxy S5, uno de los móviles más esperados para el próximo año, podría ser presentado durante el Mobile World Congress de Barcelona.

Más concretamente, su lanzamiento estaría previsto para el 14 de Marzo, aunque tendríamos que esperar al próximo mes de abril para poder comprarlo.

Quizá las fechas puedan variar ligeramente, pero lo que parece más que seguro es que la compañía coreana no dilatará en exceso la llegada del nuevo buque insignia de Sony, más si cabe si tenemos en cuenta los nuevos iPhone llegarán a España a finales de este año.

Aunque todavía faltan muchos meses para su llegada, ya conocemos muchos de los detalles y características del nuevo Samsung Galaxy S5. Vayamos por partes:

Nuevo diseño y materiales

Una de las principales novedades el Samsung Galaxy S5 radica en su nuevo diseño y materiales.

El nuevo smartphone de la compañía coreana podría abandonar la carcasa de plástico y adoptar la fibra de carbono como material principal para su nuevo cuerpo unibody, que cambiará las típicas líneas redondeadas y buscará un mayor grado de cubismo.

La fibra de carbono ofrece un acabado mucho más elegante, además de una mayor ligereza y resistencia, pero en el punto negativo estará en el precio, mucho más caro.

Se trataría de una nuevo diseño que no sólo sería propiedad del futuro nuevo buque insignia de la compañía, sino que se trataría de una extensión para los futuros smartphones de la gama Galaxy, y que se conocería con Design 3.0.

Pero esta revolución en cuanto a diseño no sólo podría ser exclusiva del S5, sino que Samsung podría estar preparando las cadenas de producción para el otros móviles de la compañía, convirtiendo así este material en el nuevo estándar de la compañía. Aunque quizá los móviles más básico pudieran seguir fabricándose en plástico.

Procesador 64 bits

Apple ha sido el primero en presentar un móvil con procesador 64 bits, y Samsung, uno de sus mayores rivales no quiere quedarse atrás.

Presumiblemente el Samsung Galaxy S5 será el primer smartphone Android en incluir un procesador 64 bits.

Este sería un Samsung Exynos con arquitectura ARM Cortex A50. Se trata de un renovado chip Samsung Exynos, ya que incluirá mejoras como la nueva arquitectura ARM CortexA50 y el juego de instrucciones en 64 bits. 

Todavía no hay confirmación a este sentido, y en un principio se hablaba de una configuración octacore, aunque otros se decantan por 6 núcleos en vez de ocho, habrá que ver qué decide Samsung.

Lo que sí está claro, es que con la nueva arquitectura, independientemente de la elección final, el nuevo procesador proporcionará un rendimiento superior y un menor consumo energético, por lo que la vida útil de la batería será mucho mayor.

Sistema operativo

Aunque parece complicado y arriesgado pensar que Android pueda cambiar el sistema operativo podría darse el caso de que la compañía coreana presentara el nuevo Samsung Galaxy S5 con dos sistemas operativos.

Según declaraciones del CEO de Samsung, Boo-Keun Yoon, "la intención de la compañía es conectar todos sus dispositivos con un nuevo sistema operativo". Algo que sin duda, será a través del software Tizen, el sistema operativo para móviles desarollado por Samsung como extensión del sistema Linux, desarrollado en conjunto con Intel y que aspira a convertirse en la alternativa frente a los sistemas de Android e iOS, aunque esto dependerá del apoyo que reciban de sus patrocinadores. 

Sin embargo, Samsung mantendría también una versión del Galaxy S5 con Android para aquellos amantes del sistema operativo de Google. La versión es una incógnita, aunque parece más que probable es que una vez se haya presentado oficialmente Android 4.4 KitKat.

Cámara

En cuanto a la cámara de fotos del nuevo Samsung Galaxy S5 se rumorea que esta sería capaz de grabar vídeo en 4K o calidad UHD, así como grabaciones en FullHD con una tasa de 60 cuadros por segundo o en alta definición 720p a cámara lenta (120 fps).

Sensor ISOCELL

El sensor de la cámara será probablemente ISOCELL, un nuevo sensor CMOS de 8 megapíxeles, que es capaz de aislar cada píxel individual en el sensor de la cámara, la mejora de la calidad de imagen con menos interferencia cross-píxel. El resultado es un actor de poca luz sólida que produce el 30% mejor rango dinámico de iluminación trasera actual (BSI) sensores.

El beneficio está en que se tiene un ángulo de absorción de luz más amplio y así el módulo de la cámara puede ser más delgado. Y por lo tanto, pueden ser incluidos en dispositivos punteros con grosores muy reducidos, tal y como demanda el mercado de smartphones y tablets.

Samsung Galaxy S5: características y precio