Samsung Galaxy S7, el culmen de la familia Galaxy S

Samsung Galaxy S7, la evolución de la familia Galaxy S

No existe en Android una gama de smartphones más transcendental que la de Samsung Galaxy S. Tiene el mérito de haber extendido el uso de los móviles y de demostrar que un smartphone con Android podía competir, cara a cara, con el iPhone de Apple. Con cada nuevo Samsung Galaxy S la familia Android ha ido alcanzando un nuevo nivel de excelencia.

Coincidiendo con el estreno del Samsung Galaxy S7 en el MWC 2016 de Barcelona, es un buen momento para volver la vista atrás y echar un vistazo a la impactante evolución de la gama Galaxy S. Es vital para entender el legado de Samsung, y cómo hemos llegado hasta el prometedor Samsung Galaxy S7 que se ha presentado hoy.

El primer smartphone de la gama, el Samsung Galaxy S, se estrenó el 4 de junio de 2010. Cada año un nuevo modelo ha mejorado el hardware y añadido nuevas funcionalidades. En este vídeo te presentamos las cifras de la familia Samsung Galaxy S. Después hablaremos de emociones, sentimientos y resultados.

Samsung Galaxy S, el referente de Android

No es un secreto que el gran éxito que los smartphones Android tienen en todo en mundo se debe, en buena parte, a la decisión de Samsung de apoyar al sistema operativo de Google. Con el estreno del Samsung Galaxy i7500, en 2009, la compañía corenana ponía las bases de lo que después sería su gama más exitosa, que le llevaría a convertirse en el mayor fabricante de smartphones del mundo.

Samsung Galaxy S, el pionero

Samsung Galaxy S7, la evolución de la familia Galaxy S

Tras familiarizarse con Android gracias al mencionado Galaxy i7500, Samsung toma la decisión de crear una gama de smartphones que sirva como punto de referencia del sistema. Con un hardware potente y un diseño representativo que identificase los smartphones Samsung con sólo echarles un vistazo.

El 4 de junio de 2010 se presentó el Samsung Galaxy S, el primer smartphone de la familia que rápidamente capta el interés por sus características. Equipado con una pantalla de 4 pulgadas 480p y tecnología Super AMOLED. la fuerza de sus colores y el excelente contraste conseguían que el Galaxy S llamase la atención por la calidad de las imágenes que mostraba. El primer paso (atraer las miradas), estaba dado.

En su interíor latía un procesador propio Exynos 3110 de un sólo núcleo a 1 GHz y 512 MB de RAM, con 8 o 16 GB de almacenamiento, valores que eran gama alta en aquellos años.

El Galaxy S ya presentó los característicos botones Menú, Home y Atrás, que se han hecho universalmente famosos. Estrena también, por vez primera, una cámara frontal, que acababa de incluirse en las especificaciones de Android 2.1. Aunque cueste creer, en 2010 aún no existían los selfies... La cámara trasera alcanzaba los 5 MP.

Pese a algunas limitaciones en el diseño y el rendimiento de la recién estrenada capa TouchWiz, el Samsung Galaxy S fue todo un éxito, y marcó el camino a seguir. En sólo 70 días vendió un millón de unidades. En 2013 había vendido 25 millones en todo el mundo.

Samsung Galaxy SII, el favorito de los fans

Samsung Galaxy S7, la evolución de la familia Galaxy S

Con las bases de la gama desarrollada en el Galaxy S, la compañía coreana se centró en mejorar el rendimiento del hardware. En abril de 2011 presentó el Samsung Galaxy SII. A simple vista destacaba por su "enorme" pantalla de 4.3 pulgadas Super AMOLED Plus, que lucía aún más al reducir los marcos laterales y ensanchar el panel.

Pero en donde brillaba realmente era en la potencia que suministraba el Exynos 4 de doble núcleo a 1.2 Ghz, con 1 GB de RAM. Su memoria interna era de 16 o 32 GB y la cámara alcanzaba los 8 MP, y era capaz de grabar vídeo a 1080p. Por vez primera, incluía Flash. Unas especificaciones que sorprenden porque son muy similares a las de algunos smartphones básicos actuales... con cinco años de diferencia. El Samsung Galaxy SII se estrenó con Android 2.3.4, aunque llegó a actualizarse a Android 4.1, lo que nos da una idea de su longevidad.

Para muchos fans de la gama, tal como refleja una encuesta de la propia compañía, el Galaxy SII sigue siendo su smartphone favorito. En sólo un mes vendió un millón de unidades en Corea del Sur. A nivel mundial alcanzó los 40 millones en tan sólo 20 meses. Gracias a él Samsung se convertía en el mayor vendedor de smartphones del mundo.

Samsung Galaxy SIII, llegan las pantallas HD

Samsung Galaxy S7, la evolución de la familia Galaxy S

Con el Samsung Galaxy SIII, presentado en mayo de 2012, Samsung estrena un rediseño de la carcasa, eliminando los bultos de la parte trasera. Una nueva imagen que se ha mantenido hasta nuestros días, inspirada en los guijarros que reposan en la playa, alisados por la arena y la marea.

Si en anteriores modelos los diseñadores se habían centrado en el hardware, con el Samsung Galaxy SIII dan prioridad a las peticiones de los usuarios. El botón Home es más alargado y el diseño más estilizado ayuda a llevarlo en el bolsillo. La pantalla crece hasta las 4.8 pulgadas y por primera vez ofrece imágenes en alta definición (720p). Estrena también una CPU de 4 núcleos a 1.4 Ghz. La batería experimenta un aumento siginificativo, pasando de los 1650 a los 2100 mAh.

Pero las principales mejoras llegaron en la cámara de 8 MP. Nuevo sensores y un software remodelado por completo permitían hacer fotos de forma más rápida, con un mejor enfoque y calidad.

En sólo 7 meses Samsung Galaxy SIII vendió 40 millones de unidades. Una media de 190.000 smartphones al día. Sumando las ventas de anteriores modelos, en tan sólo dos años y siete meses Samsung había pasado de copar el 4% del mercado a vender 100 millones de Galaxy S.

Samsung Galaxy S7, la evolución de la familia Galaxy S

Samsung se dió cuenta de que había un sector del mercado que no podía acceder a la gama Galaxy S, ya sea por el precio o el diseño del móvil. Por eso estrenó el Galaxy SIII Mini, más pequeño con menores prestaciones y más barato, iniciando así la diversificación de la gama, para llegar a más gente.

Samsung Galaxy S4, la cima del éxito

Con el hardware y la marca asentados entre los usuarios de smartphones, Samsung cambió la estrategia (y no sólo la numeración) con el Samsung Galaxy S4, presentado en abril de 2013. En lugar de centrarse en las mejoras del hardware como los anteriores, perfeccionó la experiencia de usuario.

Samsung Galaxy S7, la evolución de la familia Galaxy S

Pese a tener una pantalla de 5 pulgadas 1080p y una batería más grande, era más fino y más ligero que su predecesor. Estrenaba un procesador de cuatro núcleos a 2.3 GHz y 2 GB de RAM, con 16 a 64 GB de almacenamiento. La resolución de la cámara aumentó a los 13 MP.

Como hemos comentado Samsung se centró en la experiencia de usuario, con la inclusión de un sensor de ojos y otro de humedad, la aplicación S Health para cuidar la salud, o S Translator, para traducir textos automáticamente con la cámara. El Galaxy S4 también reconocía gestos, añadía función de infrarrojos y más opciones de control de las fotos. Ofrecía conexión de alta velocidad 4G.

Se vendieron 10 millones de Samsung Galaxy S4 en un mes, un nuevo récord para la compañía, aunque las ventas finales no cumplieron las expectativas. Junto al modelo estándar se comercializaron también las variantes S4 Active, Mini y Zoom.

Samsung Galaxy S5, primeras críticas

Samsung Galaxy S7, la evolución de la familia Galaxy S

El Galaxy S5, presentado en febrero 2014, fue recibido con división de opiniones. Es cierto que el hardware principal no mejoraba demasiado el modelo anterior (el procesador de 4 núcleos pasaba de los 2.3 a los 2.5 GHz y se mantenían los 2 GB de RAM), y la pantalla usaba la misma resolución. Eso sí, la cámara aumentaba a unos impresionantes 16 MP. Pero el Samsung Galaxy S5 incluía gran cantidad de innovaciones, como un lector de huellas, un sensor de ritmo cardíaco, y un rápido autofoco. Y era resistente al agua y al polvo.
El problema era que esas innovaciones también estaban en la competencia. Se criticó además su carcasa de plástico y el diseño de la cubierta, pues la mayoría de los smartphones de gama alta usaban carcasas de aluminio.

El Samsung Galaxy S5 era un estupendo smartphone pero el mercado de Android estaba cambiando con la entrada de los fabricantes chinos, que aportaban buen hardware a precios bajos, y la competencia es cada vez mayor.

Se pusieron a la venta diferentes variantes: Galaxy S5 Active, Galaxy S5 Plus y Galaxy S5 Mini.

Samsung Galaxy S6, la redención

Durante su etapa de diseño, el Samsung Galaxy S6 tenía el nombre en clave de Project Zero. Explica muy claramente la intención de la compañía de Seúl de empezar de cero. 

Samsung volvió a la mesa de diseño y escuchó a sus clientes y a los analistas. En marzo de 2015 sorprendía con un modelo totalmente actualizado. Atrás quedaba la carcasa de plástico, sustituida por un chasis unibody con carcasa de aluminio. Incluso fue un paso más allá con la presentación del Samsung Galaxy S6 Edge y su espectacular pantalla curvada:

Samsung Galaxy S7, la evolución de la familia Galaxy S

Samsung también puso mucho esfuerzo en mejorar la recarga de la batería, que ahora es completamente inalámbrica sin necesidad de fundas, y es capaz de ofrecer 4 horas de uso con sólo 10 minutos de recarga.

Algo similar ocurre con la cámara. El sensor trasero de 16 MP con estabilizador óptico, auto HDR y lentes f/1.9, supone una importante evolución con respecto a su predecesor. Además es capaz de grabar vídeo a resolución 4K. La cámara frontal también alcanza unos impactantes 5 MP y soporta HDR y y lentes f/1.9.

El reset completo se demuestra también en el hardware, que experimenta una importante mejora con respecto a S5. Estrena un procesador Exynos de 8 núcleos a 1.5 y 2.1 GHz, pantalla de 5.1 pulgadas Super AMOLED y resolución Quad HD (2560x1440 píxeles), con 3 GB de RAM y hasta 128 GB de almacenamiento.

Una auténtica "bestia", limitada únicamente por su alto precio.

En este vídeo puedes ver un completo análisis del Samsung Galaxy S6:

Se han comercializado también las versiones Edge+ y Active.

Samsung Galaxy S7, mejorando lo presente

Sobre la base del Galaxy S6, los recién presentados Samsung Galaxy S7 y S7 Edge mejoran y pulen a sus predecesores en casi todos los aspectos.

Samsung Galaxy S7, la evolución de la familia Galaxy S

Se mantiene el cuerpo de aluminio en ambos modelos y la pantalla curvada en los bordes en el Galaxy S7 Edge, pero la carcasa es más estilizada y estrena unas curvas ergonómicas a los lados para facilitar el agarre.

Las pantallas, de 5.1 pulgadas para el Samsung Galaxy S7 y 5.5 pulgadas Galaxy S7 Edge, son Super AMOLED y resolución Quad HD (2560x1440 píxeles), destacan por su marco más fino. El hardware interno mejora con el nuevo procesador de 64 bits y tecnología de 14 nanómetros, el nuevo Exynos 8890 de ocho núcleos a 1,6 GHz y 2,4 GHz, y 4 GB de RAM LDDR4, un 64% más rapida que la del S6.

Sigue siendo resistente al agua y el polvo (IP68), y la batería aumenta a los 3000 mAh y 3600 mAh (S7 Edge).

¿Y las novedades?

Samsung ha escuchado a los fans y ha incluido el ansiado slot para tarjetas microSD de hasta 256 GB. También estrena la función Always ON, que permite mostrar ciertas apps y widgets permanentemente en pantalla, incluso con la pantalla bloqueada.

La pestaña de los bordes curvos del Galaxy S7 Edge ha sido muy mejorada, con nuevas funciones para acceder a más apps, tareas y contactos, a dos columnas. Para los más jugones, un nuevo lanzador centraliza todos los juegos y permite configurar controles.

Aunque la cámara trasera ha bajado ligeramente la resolución hasta los 12 MP (la frontal mantiene los 5 MP), con OIS y lentes f/1.7, la gran novedad es la nueva función dual pixel, que permite enfocar más rápido para capturar fotos al instante y evitar que salgan borrosas.

Aquí puedes ver un preanálisis exclusivo del Samsung Galaxy S7 Edge:

La compañía coreana ha puesto toda la carne en el asador, con una evolución del aclamado Galaxy S6 que mejora en todos los aspectos, y además recupera el slot microSD. La propuesta ya está hecha. ¿Volverá a cautivar a la usuarios de Android? Samsung está convencida de que así será. El precio tendrá mucho que decir.

Todas las novedades del Samsung Galaxy S7 y S7 Edge

Samsung Galaxy S7

Galaxy S7 Samsung

Amazondesde 459,56VER OFERTAS
  • Especificaciones

    Sistema operativo Android 6.0 Marshmallow
    Tamaño 5.1 pulgadas
    Resolución 2560x1440
    Cámaras 12.0/5.0 mpx
    Capacidad 3000 mAh
    Memoria Interna 32 GB, 64 GB