Samsung Galaxy S8+, a prueba: análisis de la cámara

Samsung Galaxy S8+, a prueba: análisis de la cámara

Es el móvil de Samsung de más alta gama del momento. Es también uno de los móviles más grandes que la compañía jamás ha lanzado en la gama Galaxy S. Y puede ser tuyo por 909 euros: hablamos del Samsung Galaxy S8+. El Galaxy S8 Plus es el teléfono que estamos probando ahora mismo para traerte un análisis en profundidad con nuestras opiniones pero, mientras tanto, hemos querido aprovechar la ocasión para analizar a fondo su cámara.

La cámara del Galaxy S8+ genera muchas incógnitas. ¿Es mejor que la del S7 Edge? ¿Por qué sigue teniendo 12 megapíxeles? ¿Puede competir contra el iPhone? Todas esas, y muchas otras más, son las preguntas a las que ya nos encontramos listos para responder antes de publicar nuestro análisis del Galaxy S8+. En la review tendremos tiempo para hablar de su pantalla, de la polémica ubicación de su lector de huellas y, por supuesto, de su batería, pero ahora centrémonos en el apartado fotográfico.

Hay muchas, muchas cosas que contar sobre la cámara de este teléfono. Primero, hagamos una presentación express de nuestro protagonista: la cámara del Samsung Galaxy S8+ alberga un sensor de 12 megapíxeles firmado por la propia Samsung, y concretamente se trata de un sensor modelo ISOCELL S5K2L2. Esta cámara tiene una relación focal de f/1.7, incorpora un estabilizador óptico de imagen (OIS) y, tal y como salta a la vista, todavía no se ha sumado a la moda de la doble cámara de los Huawei P10, LG G6 e iPhone 7 Plus.

Cámara del Samsung Galaxy S8+, análisis y opiniones

Quizás hayáis leído en alguna página que la cámara principal de este móvil incorpora un sensor no de la propia Samsung, sino uno de Sony, y es cierto. Resulta que existe una versión del S8+ que trae un sensor de Sony modelo IMX333, pero más allá de las diferencias en sus nombres lo cierto es que en la práctica ambos sensores vienen a ofrecer un resultado idéntico.

 ISOCELL S5K2L2 (nuestra versión)Sony IMX333 (la otra versión)
Tamaño del pixel1,4 µm1,4 µm
Resolución4.032 x 3.024 píxeles4.032 x 3.024 píxeles
Longitud focal

4,20 mm

4,25 mm

Relación focalf/1.7f/1.7

El Samsung Galaxy S8+ de nuestro análisis, el que protagoniza esta review de la cámara, incorporaba en la cámara principal el sensor firmado por Samsung (es decir, el ISOCELL S5K2L2). Es difícil decir de qué depende que te toque una u otra versión (no es tan fácil como con el procesador, que tiene un Exynos para Europa y un Snapdragon para Estados Unidos), pero cualquiera que se compre este teléfono puede comprobar qué sensor le ha tocado en su cámara bajándose una aplicación llamada AIDA64.

¿Qué ha cambiado respecto a la cámara del S7 Edge?

La cámara del S8 Plus frente al S7 Edge

Antes de empezar con el análisis de la cámara del Galaxy S8+, permitidnos también que dediquemos algunas palabras a explicar las diferencias que hay entre la cámara principal de este nuevo buque insignia y la cámara del S7 Edge. Lo podemos hacer de dos formas diferentes: de forma breve, diciendo que prácticamente no hay diferencia alguna, y de forma detallada, explicando a fondo las pequeñas pinceladas que Samsung ha añadido a la cámara.

Decimos que prácticamente no hay diferencia alguna porque, en términos de características, la cámara del Samsung Galaxy S8+ es idéntica a la del Galaxy S7 Edge. Pese a que sí es cierto que se avanzado de los sensores ISOCELL S5K2L1/Sony IMX260 del S7 Edge a los nuevos ISOCELL S5K2L2/Sony IMX333 en este Galaxy S8+, la realidad demuestra que Samsung ha decidido mantener intactas las características de la cámara del modelo de anterior generación.

 Galaxy S8+ (ISOCELL S5K2L2/Sony IMX333)Galaxy S7 Edge (ISOCELL S5K2L1/Sony IMX260)
Tamaño del pixel1,4 µm1,4 µm
Resolución4.032 x 3.024 píxeles4.032 x 3.024
Grabación de vídeo

Hasta 3.840 x 2.160 píxeles

Hasta 3.840 x 2.160 píxeles

Relación focalf/1.7f/1.7

Entonces, ¿cuánto hay realmente de "nuevo" en esta cámara? Tal y como explica la propia Samsung, todas las novedades están en el software. La compañía ha decidido que si algo funciona, ¿para qué cambiarlo? , y lo que han hecho este año los surcoreanos ha sido mejorar con pequeños retoques una cámara que, particularmente a nosotros, ya nos dejó con la boca abierta en el análisis del Galaxy S7 Edge.

Dice Samsung que la cámara del Galaxy S8+ incorpora novedades de software tales como -por ejemplo- el procesado de imagen multi-frame, que lo que hace es disparar tres fotografías al mismo tiempo para seleccionar la mejor de las tres y, después, utilizar las otras dos para ajustar la iluminación y la definición. También hay novedades en la propia aplicación de cámara, pero de todo esto iremos hablando a lo largo de este análisis.

La cámara del Samsung Galaxy S8+ a prueba, ¿en qué va a consistir esta review?

Empecemos con la prueba de la cámara del Galaxy S8 Plus

Lo que a todos nos interesa saber acerca de la cámara de un móvil, independientemente de si cuesta 100 o 900 euros, es si hace bien las fotos. Dado que vuestros deseos son órdenes para nosotros, sin más preámbulos a continuación tenéis una fotografía para que podáis valorar por vosotros mismos si se trata o no de una foto buena. Mirad los colores, la nitidez y el contraste, y pensad si es una fotografía con mayor calidad de la que sería capaz de disparar vuestro propio teléfono.

Foto tomada con un iPhone 6S Plus

¿Qué os parece? ¿Es una fotografía de calidad? ¿Está a la altura de lo que uno se podría esperar de un buque insignia? Pues permitidnos que os digamos que os hemos llevado por el camino del engaño, porque la fotografía que estáis viendo encima de este párrafo no ha sido tomada con la cámara del Samsung Galaxy S8+, sino con la cámara de un iPhone 6S Plus. Este inocente engaño tiene su razón de ser: de esta forma, os ponemos en perspectiva para que podáis valorar la calidad de las fotografías partiendo de una referencia.

Pero ahora mirad la siguiente fotografía, tomada exactamente en el mismo lugar y en el mismo momento con otro teléfono diferente.

Foto tomada con un Galaxy S7 Edge

¿Parece mejor o peor que la anterior? En este caso sí se trata de una fotografía tomada con un móvil de Samsung, pero no con el Galaxy S8+, sino con el S7 Edge. Estaréis de acuerdo con nosotros en que la segunda imagen tiene unos colores algo menos amarillentos (mirad el color de las torres del puente), y siendo nosotros los que estuvimos en persona en el lugar de la fotografía os podemos confirmar que el contraste es bastante más fiel a la realidad también en la segunda imagen. Pero todavía nos falta por enseñar la fotografía tomada con el Galaxy S8+, que podéis ver a continuación.

¿Os parece mejor o peor que la anterior? Es difícil detectar alguna diferencia a primera vista entre las dos últimas fotografías, y la cosa tampoco se pone mucho más fácil incluso aunque hagamos un recorte a máxima resolución de las dos imágenes. En la siguiente comparativa aparece primero un recorte de la anterior fotografía tomada con el S7 Edge, y después, un recorte de la del S8+.

Pasa el ratón por encima de la imagen para ver las diferencias

Aunque es difícil sacar una conclusión a partir de esta simple comparativa, por lo menos partimos de la base de que, como mínimo, la cámara del Galaxy S8+ sigue siendo tan buena como la del S7 Edge. Pero el S7 Edge es un teléfono que competía contra móviles que se lanzaron al mercado hará ya muchos meses, y ahora lo que hay que ver es hasta qué punto está a la altura la cámara del nuevo buque insignia de Samsung para competir contra los móviles de alta gama de este año 2017.

Empieza el análisis de la cámara del Samsung Galaxy S8+

Tras este pequeño juego de introducción, es hora de que nos metamos de lleno en el análisis de la cámara del S8+. Para ponernos en contexto, a continuación os dejamos una galería de fotografías tomadas con la cámara de este Samsung Galaxy S8+. Ahí podéis ver por vosotros mismos el desempeño de esta cámara en un escenario que podríamos denominar como ideal: de día, con el cielo despejado y con un paisaje bonito. Si hay un lugar en que la cámara de un teléfono puede lucirse al máximo, desde luego que es en esta galería.

Galería de fotosGalería de la cámara del Samsung Galaxy S8+ (Plus): así son las fotografías que hace este móvilver las 21 fotos

Los resultados hablan por sí solos. Si habéis entrado en este artículo buscando una conclusión, os podemos adelantar -e incluso resumir- nuestra opinión sobre la cámara del Galaxy S8+ diciendo que estamos, sin ningún género de dudas, ante la que ahora mismo es la mejor cámara en un móvil Android. Las fotografías que hemos tomado con buenas condiciones de luz son simplemente espectaculares, y no hay nada, pero absolutamente nada, que de un primer vistazo se le pueda achacar a esta cámara.

Lo primero que personalmente más me ha gustado a la hora de empezar a hacer fotos con el Samsung Galaxy S8+ es el funcionamiento del enfoque automático: es increíble lo rápido que enfoca esta cámara, pero es que además resulta que lo hace de forma cien por cien autónoma (y de manera muy, muy precisa), de tal forma que no hace faltar tocar la pantalla en ningún momento para cambiar el punto de enfoque. Ahí donde apuntes la cámara es exactamente donde enfocará la imagen, siempre.

Fotografía tomada con la cámara del Samsung Galaxy S8+Fotografía tomada con la cámara del Samsung Galaxy S8+

Por supuesto, en ningún momento nos olvidamos de que móviles como el Huawei P10, el Huawei P10 Plus o el LG G6 también tiene cámaras cuyos resultados fotográficos compiten en la categoría más alta del mercado de los smartphones, y sería precipitado decir ahora mismo si el Samsung Galaxy S8+ es o no el líder absoluto en lo que a la calidad de sus fotografías se refiere. Eso habrá que verlo en una comparativa, claro está, pero de momento os podéis hacer una idea de las diferencias entre uno y otro mirando la siguiente tabla:

 Samsung Galaxy S8+Huawei P10Huawei P10 PlusLG G6Sony Xperia XZ Premium
SensorISOCELL S5K2L2/Sony IMX333--Sony IMX258 (x2)Sony IMX400
Relación focalf/1.7f/2.2f/1.8Hasta f/1.8f/2.0
Resolución12 megapíxeles (Dual Pixel)12 + 20 megapíxeles12 + 20 megapíxeles13 + 13 megapíxeles19 megapíxeles

Tamaño del pixel

1,4 µm1,25 µm1,25 µm1,12 µm

1,22 µm

Desde mi punto de vista, y basándome en mi propia experiencia, diría que uno de los pocos teléfonos Android que no está en esa tabla y cuya cámara podría igualar o incluso superar a este Galaxy S8+ es el Google Pixel XL, en cuyo análisis ya os hablamos de su apartado fotográfico. En cualquier caso, ni siquiera el móvil de Google se libraba de los puntos débiles, y en la galería de la cámara de este terminal se podía ver el famoso efecto halo que acompañaba a las fotografías nocturnas.

Volviendo a nuestra review de la cámara del S8+, decir también que las fotografías se guardan por defecto con una resolución de 12 megapíxeles (es decir, 4.032 x 3.024 píxeles), y lo hacen en formato 4:3, mientras que si queremos utilizar el formato de 16:9 deberemos bajar la resolución de las imágenes hasta los 9,1 megapíxeles (4.032 x 2.268 píxeles).

Fotografía tomada con la cámara del Samsung Galaxy S8+

Es posible que os parezca que algunas de las fotografías están ligeramente saturadas, pero eso es algo que se explica con el Modo HDR, el cual viene activado por defecto en el modo automático dentro de la aplicación. A nosotros nos ha parecido que lo más recomendable es dejarlo tal cual -es decir, en el modo automático-, para que sea el teléfono el que decida si hace falta o no aplicarlo en las fotografías, pero no deja de tratarse de una cuestión de gustos personales y habrá quien prefiera unas fotografías algo menos saturadas, en cuyo caso basta con dejar esta opción directamente desactivada.

El año pasado nos dejó buenos móviles para amantes de la fotografía: Los móviles con mejor cámara de fotos de 2016

La cámara del S8+ alcanza un zoom digital de hasta ocho aumentos, y en la siguiente imagen podéis ver la diferencia entre una fotografía sin zoom, una fotografía con un aumento de x3 y una fotografía con el aumento máximo de x8, todo ello realizando la imagen desde el mismo lugar.

Todas las fotografías que hemos insertado hasta ahora en el artículo tienen un tamaño inferior al original para evitar que ocupen varios MBs de espacio (cada foto que toma el Galaxy S8+ ocupa entre 3 y 5 MB), pero los más detallistas pueden comprobar con total libertad la nitidez de las imágenes por su propia cuenta bajándose alguna de las siguientes fotografías de ejemplo: Fotografía 1 (6,03 MB), Fotografía 2 (3,66 MB) y Fotografía 3 (4,59 MB).

Pero también nos hemos llevado el S8+ para hacer fotografías por la ciudad

Con el Galaxy S8+ por la ciudad

Por supuesto, no todo el que se compre un Samsung Galaxy S8+ lo utilizará para hacer fotografías de flores en un parque, y en el día a día muchos de nosotros acabamos inmortalizando la gran mayoría de las instantáneas en un entorno urbano: en la ciudad, dentro de locales, dentro de nuestra casa... Por ello, a continuación os adjuntamos otra galería de fotografías tomadas con el S8+ en la ciudad, tanto en exteriores como en interiores.

Galería de fotosLa cámara del Galaxy S8+ en la ciudad: en interiores y exterioresver las 20 fotos

De nuevo, en líneas generales las sensaciones son inmejorables. La cámara juega muy bien con la luz disponible en cada momento, y su relación focal de f/1.7 consigue que incluso las zonas de sombra aparezcan lo suficientemente iluminadas como para no estropear la fotografía. El enfoque automático, por su parte, hace que disparar las fotos sea un juego de niños: basta con apuntar y pulsar el botón de disparo.

Foto en detalle tomada con la cámara del Galaxy S8 Plus

Pero no todo van a ser elogios. Llegados a este punto del análisis de la cámara del Galaxy S8+, es hora de que destaquemos el que para nosotros sería el punto más criticable del apartado fotográfico de este móvil. Es un detalle que a simple vista resulta materialmente imposible de detectar, pero si comparamos dos fotografías exactamente iguales entre el S7 y el S8+, y empezamos a hacer zoom en zonas muy concretas, acabaremos por descubrirlo.

Lo podríamos denominar como una ligera inconsistencia en el enfoque de las escenas, y la realidad es que es un detalle tan difícil de detectar a primera vista que tenemos que reconocer que lo hemos descubierto prácticamente por casualidad. Y lo hemos descubierto gracias a una fotografía realizada casi al mismo tiempo con el Galaxy S8+ y el S7 Edge. La fotografía en cuestión es la siguiente:

La cámara del S8+ en una comparativa frente al S7 Edge

A primera vista, ambas mitades -desde el punto de vista de los colores, el contraste, la iluminación, etcétera- parecen un espejo de la otra. Pero probemos ahora a hacer zoom en la parte derecha de ambas fotografías, destacando exactamente la misma zona (las flores que hay sobre el césped, justo delante del puente) en ambas imágenes y comparándola frente a frente.

S8 Plus frente al S7 Edge

Si os fijáis en las flores blancas, veréis que en el Samsung Galaxy S8+ esa parte aparece mucho más borrosa, mientras que en el S7 Edge se muestra completamente nítida. ¿Entonces quiere decir que la cámara del nuevo móvil de Samsung hace las fotos de forma más borrosa que su antecesor? Alto ahí, porque si nos fijamos ahora en detalle exactamente en el otro lado de la imagen (seguimos trabajando con la misma fotografía) veremos algo muy curioso:

Diferencias entre la cámara del S8+ y S7 Edge

¿Qué es lo que ocurre en esta toma ampliada? Que ahora es la fotografía del Galaxy S8+ la que tiene mucha más nitidez en los detalles (mirad la valla de madera que pasa por debajo del puente). Es imposible decir si se trata de una cuestión del post-procesado o si ha dado la casualidad de que la lente de cada uno de los teléfonos tenía un rastro de una huella en una parte diferente del sensor, pero es una diferencia de nitidez en puntos aleatorios entre estos dos teléfonos que hemos apreciado en más de una fotografía.

Los mejores precios de móviles de Samsung están en Amazon

Es como si el sensor tuviera que sacrificar necesariamente alguna porción de la escena para ofrecer una nitidez equilibrada en conjunto, en lugar de respetar la nitidez de todos los objetos que aparecen en la escena. Por supuesto, hace falta fijarse mucho (muchísimo) para llegar a ver estos detalles, pero de eso va precisamente buena parte de este análisis: de las cosas que no se ven a simple ojo.

Es cierto que no tiene doble cámara, pero ni falta que le hace

cámara Galaxy S8

De todas las cosas que se le pueden criticar al Samsung Galaxy S8+, más allá de la posición del lector de huellas o de las pocas opciones que ofrece el asistente Bixby, la que más puede llevar a engaño es la ausencia de una doble cámara principal. Dicen los rumores que Samsung se está reservando esta característica para el próximo Note 8, y por lo tanto es fácil llegar a la conclusión de que con los nuevos Galaxy S8 la compañía ha dejado pasar la oportunidad de poder competir cara a cara contra las cámaras del P10 de Huawei o del iPhone 7 Plus. Pero en este caso la realidad es muy diferente a lo que dice la teoría.

Tanto el Huawei P10 como el P10 Plus tienen una cámara dual, pero se diferencian en un pequeño detalle

Que el Galaxy S8+ (Plus) no tenga una cámara dual es de todo menos un impedimento para que haga fotografías con fondo desenfocado espectaculares. El fondo desenfocado es precisamente uno de los mayores reclamos de la doble cámara, y se trata de un efecto que este dispositivo consigue sin despeinarse con su único sensor. La siguiente galería hacer honor al dicho de que una imagen vale más que mil palabras:

Galería de fotosEn detalle: la cámara del Galaxy S8+ con objetos a poca distanciaver las 15 fotos

Lo más interesante de todo es que todas estas fotografías las hemos conseguido sin necesidad de utilizar ningún modo especial de fotografía: es tan sencillo como apuntar y disparar, tal y como si se tratara de cualquier otra fotografía normal y corriente. Es cierto que en la aplicación de cámara también tenemos un modo de desenfoque llamado Enfoque selectivo, pero dicha opción está más bien pensada para hacer fotografías de retrato de personas.

De hecho, en la página de Samsung mencionan esta opción del enfoque selectivo bajo el nombre Modo Bokeh. Es un Modo Bokeh muy similar al que podríamos obtener con un teléfono con cámara dual, y la principal diferencia respecto al modo automático es que cuando disparamos las fotografías desde este modo de cámara después podemos modificar en cualquier momento el punto de enfoque de nuestra imagen.

Enfoque selectivo en el Samsung Galaxy S8+En las fotografías realizadas con el modo "Enfoque selectivo", el Samsung Galaxy S8+ permite cambiar el enfoque después de realizar la instantánea

¿Y de noche? ¿Qué tal hace las fotos nocturnas el Galaxy S8+?

Llega la noche, y con ella hasta las cámaras de los móviles de más alta gama se esconden tras las faldas de sus fabricantes. Hemos estado haciendo fotografías nocturnas con el Samsung Galaxy S8+ y, tras disparar decenas de imágenes, no podíamos haber quedado más satisfechos: es sorprendente la casi total ausencia de ruido que tienen las fotografías que hemos hecho por la noche, y más sorprendente todavía es lo bien que consigue la cámara combinar la iluminación de la ciudad con un cielo completamente oscuro.

Galería de fotosDe noche: la cámara del Galaxy S8+ en fotos nocturnasver las 10 fotos

En este apartado sí nos atreveríamos a decir que hay una ligera mejora respecto a la cámara del S7 Edge, ya que comparando unas fotografías con otras podemos ver que la del S8 Plus ofrece algo más de nitidez en las escenas. No es una diferencia abismal, claro está, pero sí podemos ver que este año Samsung ha mejorado el procesamiento de las fotografías nocturnas.

Pasa el ratón por encima de la imagen para ver las diferencias

Lo que ni Samsung ni ningún otro fabricante parecen estar consiguiendo solucionar son los reflejos de las luces. Prácticamente todos los móviles que hemos probado este año sufren un problema parecido, y consiste en que las luces más potentes crean un reflejo sobre la lente que después se "imprime" sobre la fotografía. La siguiente fotografía es un buen ejemplo: mirad el cartel, y después bajad un poco la mirada hasta ver unos puntitos flotante sobre el cielo. Esos puntitos son precisamente el reflejo que la luz del cartel crea sobre la lente.

Pasa el ratón por encima de la imagen para ver el reflejo de las luces

En la grabación de vídeo, el formato 4K es una maravilla

El Samsung Galaxy S8+ permite grabar los vídeos en diferentes resoluciones, pero vamos a quedarnos con las que son las tres más altas de todas: la UHD (3.840 x 2.160 píxeles), la QHD (2.560 x 1.440 píxeles) y la Full HD (1.920 x 1.080 píxeles), disponible tanto en 30 como en 60 fotogramas por segundo. Además de eso, también tenemos grabación en cámara lenta (en resolución HD, 240 fps) y cámara rápida (Full HD).

Poco podemos decir sobre la grabación de vídeo que no podáis comprobar por vosotros mismos en el siguiente clip, en el que tenéis una grabación con la máxima resolución disponible (3.840 x 2.160 píxeles). La calidad del vídeo lo dice todo: es estable, tiene una muy buena nitidez y los colores, pese a que pueden pecar en exceso de saturación, se muestran muy vivos.

Las 5 mejores cámaras de vídeo para principiantes

Las novedades de la aplicación de cámara: stickers, más personalización y gestos para cambiar de cámara

La aplicación de cámara del Samsung Galaxy S8+

Para terminar, y antes de saltar directos hasta nuestras opiniones sobre la cámara del Samsung Galaxy S8+, también merece la pena dedicar algunas palabras a la propia aplicación de cámara que trae instalada de serie este teléfono. La app es diferente de la que traía el S7 Edge, y han cambiado algunas cosas en este salto de una generación a otra. Además de los retoques en la interfaz, hay dos novedades importantes: los gestos y los stickers.

Empecemos por los stickers. Este año, Samsung ha incorporado un apartado repleto de pegatinas y adhesivos para personalizar nuestras fotografías en tiempo real. Podemos añadir -por ejemplo- un gorrito con orejas sobre la cara del amigo que está posando en nuestra fotografía, y lo curioso es que esa pegatina es capaz de seguir el movimiento de las personas para quedarse fija sobre la parte del cuerpo que hayamos especificado.

Galería de fotosAplicación de cámara del Samsung Galaxy S8+ver las 12 fotos

La otra novedad son los gestos. Olvídate de tener que andar buscando el botón para cambiar a la cámara frontal, porque ahora lo único que deberás hacer para activar la cámara de los selfies es deslizar el dedo sobre la pantalla (de arriba hacia abajo en el caso de que tengas el móvil en horizontal, y lo mismo en caso de que estés sujetando el teléfono en vertical).

Podéis ver los detalles de la aplicación de cámara en la galería que tenéis adjunta unos párrafos más arriba. Ahí os mostramos el aspecto que tiene el Modo Profesional, las opciones de configuración de la cámara que hay disponibles en la app y los diferentes modos de fotografía que acompañan al modo automático.

Conclusiones: la mejor cámara que puedes comprar ahora mismo en un móvil Android

Samsung se ha vuelto a posicionar como el referente en la fotografía móvil. La compañía tan solamente ha necesitado dar unas pequeñas pinceladas a una cámara que ya se ganó una muy buena reputación el año pasado, y con estas ligeras modificaciones ha conseguido dar vida a un teléfono que está más que de sobra equipado para competir contra el G6 de LG, el P10 de Huawei o el iPhone 7 Plus de Apple.

Samsung Galaxy S8

Galaxy S8 Samsung

Amazondesde 605,00VER OFERTAS

Nota de análisis

93
  • Especificaciones

    Sistema operativo Android 7.0
    Tamaño 5.8 pulgadas
    Resolución 2960x1440
    Cámaras 12.0/8.0 mpx
    Capacidad 3000 mAh
    Memoria Interna 64 GB
  • Análisis (93)

    En este análisis del Samsung Galaxy S8 te contamos a fondo nuestra opinión después de haber probado este móvil. Es uno de los teléfonos del año, y por sus características ofrece cosas que pocas alternativas de la competencia son capaces de igualar. Pincha sobre el enlace para ver la prueba completa.

Los surcoreanos podían haber introducido una cámara completamente renovada, e incluso podían haber aprovechado la ocasión para estrenar la cámara dual, pero viendo los resultados... ¿de verdad hubiera sido buena idea? Samsung ha ido de cabeza a por la decisión conservadora, la que le permitiera dedicar menos tiempo al desarrollo de una nueva cámara para centrarse en el diseño, la pantalla y el rendimiento de su buque insignia. En el análisis del Samsung Galaxy S8+ os contaremos si esta decisión ha merecido la pena, pero desde luego que, en lo que a cámara se refiere, nuestras sensaciones muy positivas.

Puedes hacerte con el Samsung Galaxy S8+ por menos de 900 euros, y con el S8 por 809 euros