Samsung prueba Android 4.4 KitKat en smartphones antiguos

Samsung está probando Android 4.4  KitKat en sus smartphones de gama media y baja

¿Tienes un smartphone Samsung de gama media o baja, es decir, del Galaxy S3 para abajo, y te mueres de ganas por probar Android 4.4 KitKat? No desesperes, pues la compañía coreana está probando el nuevo sistema operativo en casi todos sus móviles, a ver si va fluido. Otra cosa es que los actualice...

18 meses. Esa es la edad de jubilación de un smartphone. Da igual que sea de gama alta y te haya costado 700 €. En 18 meses, se le considera oficialmente apartado de la circulación, o en otras palabras, de las actualizaciones de Android. Lo mismo ocurre con aquellos que ya han sufrido dos grandes actualizaciones. Tres, es demasiado trabajo...

Esa es la política de la mayoría de los fabricantes de smartphones. Una política que, incomprensiblemente, los consumidores aceptan como corderitos.

Teniendo en cuenta que salen dos o tres grandes actualizaciones de Android al año, la maquinaria "paga un pastón por tu smartphone y a los 18 meses tíralo a la basura o te perderás lo nuevo", está perfectamente engrasada.

Android 4.4 KitKat ya se usa en el Nexus 5, y en enero llegará a Moto G. Samsung ha confirmado que actualizará sus modelos Galaxy S4 y S3, así como los Galaxy Note 2 y 3. ¿Pero qué pasa con el resto de terminales?

Descubre las novedades y correcciones de Android 4.4.1 KitKat


Un documento interno filtrado que nos llega a través de GSMArena, confirma que Samsung está probando Android 4.4 KitKat en casi todos sus smartphones de gama media o baja:

Samsung y Android 4.4 KitKat

Tal como se puede ver, en la lista se incluye el Galaxy S3 y S4 Mini, y otros modelos Galaxy: Ace 2 y 3, S Advance, Core, FAME, y Fresh. Hay más, pero no han salido en la foto.

Si tienes uno de estos terminales, no lances las campanas al vuelo. Que Samsung esté probando Android 4.4 KitKat en ellos no quiere decir que los actualice, pues puede que vaya muy lento o no funcione bien.

Irónicamente, en ocasiones lo que impide actualizar muchos smartphones de gama media/baja no es su hardware, sino la "capa" de software personalizada que cada fabricante añade a Android (la interfaz personalizada, sus apps propias), que chupa buena parte de la memoria.

Crucemos los dedos para que la mayoría de estos smartphones pasen el corte, y puedan actualizarse a Android 4.4 KitKat.

Esperamos noticias de Samsung en las próximas semanas...