Samsung sería el nuevo proveedor de móviles para el FBI

¿Samsung, a la FBI?

Samsung quiere dar un paso más allá en la clientela que utiliza sus dispositivos móviles Galaxy, uno de los smartphones más populares en el mercado actual y competidor directo de Apple. Según un informe de Reuters, la compañía surcoreana estaría en negociaciones con dos agencias gubernamentales de Estados Unidos, la FBI y la Marina Nacional.

No se conoce el monto exacto de las unidades solicitadas ni del acuerdo en sí, pero se sabe que la orden más grande está destinada para la agencia de inteligencia norteamericana, mientras que la más pequeña tendría como destino final el cuerpo naval.

La compañía surcoreana busca así colocarse en un mercado tradicionalmente dominado por la empresa canadiense responsable de producir los smartphones BlackBerry y por ello, han contratado a ejecutivos que trabajasen para la empresa, creando además una división exclusiva dentro de la compañía y colaborando con terceros para mejorar la seguridad en sus móviles. 

De los pocos detalles que se han filtrado en cuanto a especificaciones es que los dispositivos ofrecidos a las agencias tendrán incorporado el sistema de seguridad KNOX, para mejorar la plataforma Android. Representantes de BlackBerry aseguran que su plataforma es la mejor en cuanto a seguridad, lo que demuestran con el largo historial de servicio que le han prestado a la agencia de seguridad norteamericana. 

Aunque en mayo pasado, el Pentágono aprobó el uso de los dispositivos móviles que manejasen Android en las redes del Departamento de Defensa, muchos críticos permanecen escépticos frente a las posibilidades de seguridad que ofrece dicha plataforma, aduciendo que presenta fallos en su esquema de protección, detectados por la agencia misma y que debido a la amplia variedad de versiones en su sistema operativo, tal vez sea más difícil y más costoso integrarlas a todas bajo el mismo sistema de seguridad. 

Por ahora, no hay confirmación oficial de ninguna de las partes acerca de los alcances del acuerdo pero de ser cierto, significaría un alza en las ventas de Samsung por entregarle sus productos a clientes que requieren altos niveles de seguridad, como bancos y firmas de abogados, y un duro revés para la compañía canadiense, que perdería a un cliente importante e influyente.

Es posible que la agencia de seguridad y el ente naval utilicen parte de los dispositivos de Samsung y parte de los dispositivos de Android, pero estas especulaciones aun no han sido corroboradas por ningún representante, ni de los entes gubernamentales ni de las compañías productoras de los smartphones.

Fuente: Reuters