Starbucks te carga el smartphone mientras te tomas un café

Starbucks carga tu smartphone mientras te tomas un café

Cuando una persona pasa varias horas en la calle, ya sea por motivos de trabajo, compras, u ocio, tiene que cubrir tres necesidades básicas: beber agua, ir al servicio... y recargar el smartphone. Si tienes un negocio a pie de calle y quieres atraer clientes, no lo dudes: ofrece la recarga gratuita del smartphone, y tu tienda siempre estará llena... Según cuentan Old Things D y The Register, eso es lo que tiene pensado hacer la conocida franquicia de cafeterías Starbucks. Tras realizar unas pruebas en sus tiendas de Boston, Starbucks ha decidido ofrecer la recarga inalámbrica gratuita del smartphone en una decena de tiendas de Silicon Valley, con vistas a extenderlo a todos sus locales. La cadena cafetera es famosa por sus innovaciones "geeks". Hace unos meses comenzó a regalar apps y libros a sus clientes a través de su app para iOS.

La recarga inalámbrica se lleva a cabo mediante una transferencia inductiva de la energía, a través de un campo electromagnético. En palabras sencillas, la energía se transmite al smartphone mediante ondas. Pero para que sea efectivo el cargador inalámbrico y la batería tienen que estar muy cerca.

La idea de Starbucks parece una buena decisión de marketing, y no dejaría de ser una simple anécdota tecnológica, si no llega a ser porque existen tres grandes estándares de cargadores inalámbricos, y la elección de Starbucks ha recrudecido la batalla que mantienen por hacerse con la supremacía del mercado. Hace una década Starbucks fue uno de los negocio pioneros en la implantación del Wi-Fi en los comercios, lo que popularizó su uso en los smartphones. Con casi 18.000 tiendas en 50 países, que Starbucks se decante por una marca de cargadores inalámbricos puede inclinar el equilibrio de fuerzas a su favor.

Para ofrecer el mencionado servicio de recarga, la cadena de bebidas calientes ha optado por usar la tecnología de la Alianza Power Matters, cuyo principal representante es Duracell, con su popular cargador inalámbrico Duracell Powermat, que es el que usará Starbucks. Sin embargo este estándar, aunque está patrocinado por AT&T, Samsung y otras marcas, no lo utiliza de serie ningún modelo de smartphone o tablet, así que la carga debe llevarse a cabo colocando una funda al smartphone, que es la que recibe la energía por inducción. Starbucks tienen pensado regalar estas fundas a los clientes habituales que viven cerca de sus locales.

Esta es la nueva forma de cargar el móvil en Starbucks

La elección de Power Matters ha desatado el enfado del Consorcio para la Energía Inalámbrica, creadores del estándar Qi. Argumentan que no tiene sentido que Starbucks elija a Power Matters, cuando ellos sí están presentes en algunos dispositivos, y por tanto no necesitarían fundas. Algunos modelos de smartphones y tablets de Samsung, Nokia y Google/Asus, como la recién estrenada Nexus 7, permiten la carga inalámbrica compatible con el estándar Qi. La tercera asociación en disputa es la Alianza para la Energía Inalámbrica, de reciente creación. Aún no tiene demasiada implantación, pero está respaldada por Qualcomm y Samsung, entre otras. En efecto, Samsung está en todas las salsas, apoyando los tres formatos. Así que pase lo que pase, acabará quedándose con el vendedor...

Duracell se defiende revelando que, a partir del próximo año, muchos productos serán compatibles de fábrica con su tecnología Powermat.

Sea como fuere, si Starbucks implanta de forma masiva la carga inalámbrica Duracell Powermat en sus casi 20.000 tiendas esparcidas por todo el mundo, sin duda sería un importantísimo espaldarazo publicitario a esta tecnología. Pero aún quedan muchas franquicias de hamburguesas, pizzas y otros negocios de consumo masivo por cubrir, y seguro que el estándar Qi aún no ha dicho su última palabra...