Stylistic S01, el smartphone de Fujitsu llega a Europa

Fujitsu Stylistic S01 Orange

Aunque en Occidente no sea conocida precisamente por la fabricación de smartphones, Fujitsu comercializaba dispositivos móviles sólo en Japón, hasta este próximo verano. Hoy Fujitsu y Orange han anunciado a través de un comunicado la asociación de ambas compañías para empezar a vender smartphones en Europa. Concretamente, comenzarán por Francia el próximo junio, aunque antes podremos ver este modelo en el stand de Orange en el Mobile Congress que se celebra en Barcelona a partir del 25 de febrero. Este smartphone, llamado STYLISTIC S01, está especialmente diseñado para las personas mayores, una población que está creciendo en Europa rápidamente y ofrecerá servicios como Orange Cineday y Orange et Moi.

El modelo STYLISTIC S01

El modelo STYLISTIC S01 tiene una facilidad de uso excepcional, con características prestadas de la familia de terminales Fujitsu Raku-Raku, que se venden en Japón desde hace más de una década, superando ya los 20 millones de terminales vendidos.

El smartphone tiene sistema Android Ice cream Sandwich 4.0, con una pantalla de 4” y dos cámaras, una trasera de 8,1 megapíxeles y una delantera de 0.3 megapíxeles. Tiene una memoria de 4GB de memoria y tarjeta Micro SD, con un procesador Qualcomm MSM8255 1.4GHz.

Resistente al agua y al polvo, con una pantalla táctil menos sensible que los smartphones habituales para crear la sensación de que se está manejando un teclado físico, debido a que hay que realizar más presión en la pantalla. De esta manera, se evita que los usuarios realicen toques accidentales y acciones no deseadas en el terminal. La interfaz es muy gráfica y tiene iconos grandes y un disñeo simplificado que simplifica la navegación por el smartphone. Además el smartphone STYLISTIC S01 viene equipado de alarma de seguridad para alertar a las personas que están a su alrededor de una posible emergencia.

Otra característica singular del smartphone es que se puede ajustar el sonido de las llamadas para que puedan escucharse mejor. El usuario tiene que informar al smartphone de su edad para que el teléfono ajuste el rango de las frecuencias. Además, es capaz de ralentizar las llamadas en tiempo real, sin bajar el tono de voz o retrasar la conversación.