Xiaomi, tercer fabricante de móviles tras Samsung y Apple

Xiaomi, tercer fabricante de móviles tras Samsung y Apple

Xiaomi, el tan famoso como querido fabricante de smartphones chino, sigue imparable su ascenso al trono de las ventas de teléfonos móviles.

Hoy sabemos que la marca ya ha conseguido alcanzar el tercer puesto, justo por detrás de Apple y Samsung.

Xiaomi se ha convertido en tercer fabricante de teléfonos más grande del mundo, apenas cuatro años después de su fundación, lo que ejemplifica a la perfección el buen hacer de una marca que destaca por ofrecer grandes productos a precios más que atractivos. Estrategia que en los últimos meses ha venido siendo imitada por otras compañías, tanto en oriente como occidente.

La compañía vendió 19 millones de teléfonos inteligentes en el tercer trimestre de este año, según podemos leer en Chosun.com, superando de esta manera a Huawei, quien ocupaba este tercer puesto en 2013 y que sólo vendió 16,8 millones de unidades el mismo trimestre.

xiaomi

Lenovo, que acaba de adquirir Motorola, y LG, han estado compitiendo duramente todo el año por alcanzar ese tercer puesto, pero se quedaron bastante por detrás de Xiaomi.

Fundada en Abril de 2010 por Lei Jun, el objetivo inicial de la empresa era crear una ROM basada en Android que supusiera una alternativa al mismo, con el fin de ofrecer características que el sistema operativo de Google no tenía.

El objetivo se alcanzó rápidamente, cosechando un éxito incomparable, ya que en 2014 MIUI (que así se denominó esta ROM) logró traspasar la barrera de los 30 millones de usuarios.

Pero Xiaomi no se quedó ahí y un año después, en 2011, lanzó al mercado al mercado su primer dispositivo de fabricación propia, el Xiaomi ONE. Este terminal ya presentaba lo que ha sido una de las señas de identidad de la compañía, una excelente relación calidad-precio, de la que además Google tomaría más adelante buena nota en el lanzamiento de su Nexus 4.

Analizamos el Xiaomi Mi4, el mejor móvil de la compañía

Que Xiaomi alcance el tercer puesto de fabricante de teléfonos móviles, justo por detrás de Samsung y Apple, se debe principalmente al auge de las ventas en su propio terreno. De acuerdo con el investigador de mercado Strategy Analytics, 14,6 millones de los 15,1 millones de teléfonos inteligentes que Xiaomi vendió en el segundo trimestre fueron en China.