Skip to main content

El ratón fabricado con residuos plásticos del mar ya es una realidad

Ratón de Microsoft hecho con plástico del mar

23/09/2021 - 14:36

Mientras descubrimos cómo eliminar los plásticos de los océanos y las multinacionales dejan de contaminar, algunas empresas se han puesto manos a la obra para aprovechar todos esos desperdicios.

Tenemos los mares y los océanos hasta arriba de plásticos, y no parece que lo vayamos a solucionar en el corto plazo. Hay ideas y proyectos para acabar con las toneladas que sobran, pero ninguna funciona a gran escala.

En cambio, sí hay una actividad que se está poniendo de moda entre las empresas que es la de recoger los desperdicios plásticos de los océanos para utilizarlos en la creación de productos. Hay camisetas hechas a base de botellas, bicicletas que tienen trozos de envases y, ahora, ratones de ordenador.

Y el primero en hacerlo ha sido Microsoft, el gigante de la informática de Redmond, el cual ha diseñado un ratón muy sencillo y básico que tiene entre sus materiales, plástico proveniente de los océanos y otras vías fluviales (ríos, desembocaduras y deltas).

Imagen del Microsoft Ocean Plastic Mouse

Las características del ratón no son nada del otro mundo, si bien cumple a la perfección con las necesidades básicas. Es inalámbrico, con conexión Bluetooth 4.0, tiene un peso de 84 gramos con la batería puesta (es una pila AA que ya viene instalada de serie) y su autonomía es de todo un año de uso.

Es compatible con Windows 8, Windows 10 y Windows 11, y apenas cuenta con botón izquierdo, derecho y ruleta. Por lo que su uso no está pensado para gaming o productividad, tan sólo ofimática.

Microsoft Ocean Plastic Mouse diseccionado en varias partes

En cuanto al porcentaje de material reciclado utilizado, el Microsoft Ocean Plastic Mouse (que es como se llama el ratón) tan sólo posee un 20% de plástico reciclado en la carcasa, mientras que el resto de pulsadores, ruleta y demás componentes son de origen tradicional.

Eso sí, especifican que la caja es 100% reciclable. Saldrá por un precio de 25 dólares en el mercado americano, y es de esperar que llegue al público europeo pronto, ya que estas iniciativas suelen ser globales.

Y además