Ada Lovelace: Google y una mujer adelantada a su tiempo

Doodle Ada Lovelace

Si has entrado en Google hoy, te habrás dado cuenta que el doodle de hoy está dedicado al 197 aniversario del nacimiento de  Ada Lovelace, pero ¿quién era esta mujer?

Ada Lovelace fue una de esas mujeres que consideramos una pionera, una innovadora o una avanzada en sus tiempos, como prefieras llamarla. Británica y nacida en el siglo XIX como Augusta Ada Byron (hija del famoso poeta Lord Byron), podríamos considerarla como la primera programadora de la historia.

Ada era matemática, pero se dedicó al campo de la investigación durante toda su vida, de hecho se relacionó con los científicos más influyentes de la época y logró descifrar cómo funcionaba la máquina analítica de Charles Babbage, lo que podríamos considerar el primer antecedente de nuestros ordenadores actuales, dio instrucciones sobre cómo hacer cálculos con ella y todo esto cuando la electricidad ni siquiera existía.

Pero éstas no fueron las únicas aportaciones de Lovelace al campo de la informática. Se le atribuyen conceptos como “bucle” o “subrutina” y ser la creadora del primer lenguaje de programación.

El hecho de nacer en la época victoriana marcó su carrera como investigadora. En un periodo donde no era muy común, incluso estaba muy mal visto que las mujeres investigaran, sus publicaciones y descubrimientos pasaron prácticamente inadvertidos. Como ocurre en la mayoría de éstos casos, sus aportaciones no fueron reconocidas hasta muchos años después de su muerte, en concreto en el sector de la informática. Hoy en día el Departamento de Defensa de los EE.UU tiene un sistema de programación con su nombre.

Si hubiera nacido en nuestra época, probablemente estaríamos hablando de una mujer emprendedora y muy popular que habría conseguido numerosos logros en el campo de la ciencia y de la investigación, de hecho lo hizo, pero hoy habría salido en telediarios y en magazines de tiradas nacionales, hubiera ganado premios y probablemente hubiera disfrutado de reconocimiento por el trabajo bien hecho. Pero nació en una época donde, por desgracia, las mujeres eran relegadas a un segundo plano en esto de la ciencia y en la mayoría de los aspectos de la vida en general. Hoy, gracias a Google, conocemos un poquito más a mujeres como ésta, cuya aportación hace que ciencia y tecnología sean lo que conocemos hoy en día.