El aviso para actualizar a Windows 10, ahora a pantalla completa

El aviso para actualizar a Windows 10, ahora a pantalla completa

Microsoft aprieta las clavijas un poco más a aquellos que aún no han actualizado a Windows 10.

Según informan en Neowin, ahora los avisos de actualización a Windows 10 a los usuarios de Windows 7 y Windows 8 se abren por sorpresa a pantalla completa.

Estos avisos han sido muy criticados por los usuarios, al interrumpir lo que haces con recordatorios para que te actualices, hasta el punto de que muchos lo consideran nagware.

¿No ha aprendido nada Microsoft de la multa de 10.000 dólares por actualizar Windows 10 sin permiso en el ordenador de una mujer? Por supuesto que sí. Tal como informa en su blog, este aviso de actualización a Windows 10 a pantalla completa sólo aparece en los ordenadores de los usuarios que no han descargado el fichero de actualización, o que no han informado de que no quieren actualizar. Tal como puede verse en la foto de apertura, el recordatorio ahora incluye un botón para no recibir más notificaciones.

¿Por qué está Microsoft tan interesada en que los usuarios de Windows 7 y Windows 8 se pasen a Windows 10?

Con Windows 10, la compañía de Redmond quiere asimilar algunos de los puntos fuertes de Android. Androidizar Windows, si se quiere. Es una palabra horrible, pero define la situación bastante bien.

Android es un sistema gratuito cuya versatilidad para funcionar en todo tipo de dispositivos le permite controlar más de 1000 millones de smartphones, tablets, relojes, neveras, frigoríficos... Al ser gratis Google y compañía tienen manga ancha para obtener una rentabilidad publicitaria, y para activar funciones como las actualizaciones automáticas y obligatorias.

Windows 10 es un sistema operativo unificado, pensado para funcionar en PCs, pero también en smartphones, tablets, consolas, e Internet de las Cosas. Al ofrecerlo gratis, Microsoft pretende dos cosas: tener un mayor control sobre las actualizaciones (educar a los usuarios para que actualicen automáticamente, como en Android) y extender el sistema a todo tipo de dispositivos. No es sólo en interés propio, cierto. Windows 10 es más seguro y cómo más gente use las últimas actualizaciones, más fácil es protegerlo. Pero también es el sistema Windows más intrusivo, y eso ha frenado su expansión entre usuarios que huyen de Android y de las plataformas móviles precisamente por esa razón.

Para que este plan sea efectivo Windows 10 necesita 1000 millones de usuarios. ¿El problema? En un año sólo ha conseguido 350 millones de usuarios. Una cifra espectacular en cualquier otra situación (es el Windows que más rápido ha crecido), pero insuficiente para la estrategia global de Windows 10 frente a Android.

El plazo para la actualización gratuita de Windows 10 termina el 29 de julio. A partir de entonces Windows 10 Home costará cerca de 120€, y la versión Pro, sobre los 180€. ¿Alargará el plazo Microsoft, o cederá a la evidencia de que Windows 10 lo tendrá muy difícil para llegar a los 1000 millones de usuarios?

A partir del 29 de julio obtendremos la respuesta. Mientras, para el 2 de agosto está programada la actualización de Aniversario de Windows 10, que promete suculentas novedades.

25 trucos imprescindibles para Windows 10