Skip to main content

El centro de control de iOS 11, incapaz de desactivar WiFi y Bluetooth

iOS 11 tiene problemas para desactivar WiFi y Bluetooth.

21/09/2017 - 09:09

El estreno de iOS 11 no está libre de problemas, algo que debería ser normal, pues ocurre con todos los sistemas operativos. Lo preocupante es que algunos de estos inconvenientes ya estuvieron presentes en la fase beta y no han sido corregidos, algo que Apple si debería hacerse mirar. Uno de ellos es la imposibilidad de desactivar WiFi y Bluetooth desde el Centro de Control.

Este remodelado Centro de Control es precisamente una de las novedades más importantes de iOS 11, aunque parece que más allá de la estética su funcionamiento deja mucho que desear. Según parece, aunque desactives WiFi y Bluetooth desde sus respectivos botones virtuales, el sistema se limita a desconectar los dispositivos inalámbricos enlazados y nada más.

Por si fuera poco, si activas el Modo Avión, automáticamente se activa el Bluetooth cuando quieras activar de nuevo la conectividad. Da igual que no lo tuvieras conectado antes.

Si lo que quieres es quitar WiFi y Bluetooth en iOS 11, olvídate del panel de control: tienes que hacerlo desde los Ajustes. De lo contrario permanecerán activos y consumiendo batería a raudales, precisamente otro de los grandes problemas surgidos de la actualización de ayer mismo.

Según ha confirmado Apple, no es un error ni un fallo en el diseño del SO. Lo que quieren es ofrecer la posibilidad al usuario de cancelar la conexión con ciertos dispositivos sin que funciones como Airdrop o el Apple Pencil para el iPad deje de funcionar. Parece una excusa más que discutible, una forma de complicar la vida a los usuarios.

Quizás quieres cambiar tu iPhone pero no gastar más de 1.000€: echa un ojo a los reacondicionados de Amazon

Los problemas se acumulan para el fabricante a nivel de software. Puede que el iPhone X sea un dispositivo muy esperado que previsiblemente se venderá muy bien. No obstante, parece que el Apple Watch Series 3 ha sido un auténtico fiasco, también por problemas de conectividad. Unido a los errores de iOS 11, pueden acabar dejando un regusto amargo en la compañía de cara al final de 2017.

Veremos cómo se comporta en ventas el iPhone del décimo aniversario, aunque a estas alturas a Apple se le pide prácticamente que desarrolle sus productos a la perfección a todos los niveles, algo muy difícil de alcanzar por parte del cualquier compañía.

Ver ahora: