Chofer Uber secuestra pasajeros e inicia persecución

Chofer Uber secuestra pasajero e inicia persecución policial

Un simple paseo en un coche Uber el lunes se convirtió en una persecución salvaje a través de las calles de Washington DC cuando el conductor secuestró a sus tres pasajeros.

Ryan Simonetti, un empresario neoyorquino, se dirigía a Tysons Corner con dos compañeros de trabajo en un coche Uber cuando el conductor aparentemente se volvió loco, se saltó una luz roja y aceleró por la carretera interestatal 395, con un inspector de taxi detrás de ellos, informó el Washington Post.

"Acabo de ser secuestrado por un conductor de @uber en DC, llevado en contra de mi voluntad, y envuelto en una persecución a alta velocidad a través de las fronteras estatales con la policía", twitteó Simonetti, director de la empresa Convocar. 

 

 

La odisea comenzó poco después de las 13:00 el lunes cuando Simonetti salía de una reunión en el Centro Verizon. Simonetti dijo que ordenó un automóvil de Uber, una empresa de alquiler con sede en San Francisco, para llevarlos a Tysons Corner, informó el Post

Uber es declarada una aplicación legal en Londres.

Antes de entrar en el coche, los hombre vieron al conductor hablando con un inspector de taxi de la ciudad. El inspector se marchó y el coche Uber se alejó, pero momentos después el inspector se subió a su vehículo y comenzó a seguir al conductor

El conductor se disculpó y dijo que tendría que saltarse el siguiente semáforo en rojo. Cuando el vehículo salió volando por la I-395, los pasajeros comenzaron a gritarle que frenara para que pudieran saltar del coche.

Pero el conductor no quería detenerse, diciendo que si el inspector lo alcanzada le pondría una multa de 2.000 dólares.

"Fue una locura", dijo Simonetti, quien se encontraba en el asiento delantero. "Traté físicamente forzar su pierna para que pisara el freno. Le arranqué la pierna del pantalón ... Le dije: 'Aquí hay dos opciones. O usted toma esta salida, o voy a empotrar su cabeza contra la puerta' " declaró Simonetti al diario.

El conductor se detuvo y dejó salir a los cautivos cerca de una rampa de salida, antes de dar la vuelta y subir por la rampa en dirección equivocada hacia Virginia. El inspector de taxis se quedó con los pasajeros, según el Post.

Los conductores de Uber supuestamente recogen pasajeros a través de la app de la compañía. El inspector dijo haberse dado cuenta de que el coche tenía matrícula de Virginia y quería asegurarse que el conductor no estaba encontrando pasajeros en la calle, que está en contra de la ley de DC. 

Un portavoz de Uber dijo que el incidente estaba bajo investigación.